Danilo Medina

SANTO DOMINGO. Con la oficialización ayer de su candidatura presidencial por el Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina sigue dando pasos concretos para continuar en el poder.

Medina, quien desde su entrada al Palacio Nacional envió señales al país de que le interesaba continuar al frente del Poder Ejecutivo, ya tiene la vía franca por parte de su partido para lograr su meta, con una buena posición en las encuestas.

Las encuestas señalan al mandatario como posible ganador en primera vuelta, con una intención del voto estimada en más de 60 %, lo que trasciende el ámbito nacional.

En ese sentido, la empresa encuestadora Consulta Mitofsky señala que Medina es actualmente el presidente más popular de América Latina, con un 89 %, posición que ocupa por cuarta vez.

Medina propició la modificación de la Constitución para poder optar por un nuevo período electoral, decisión que fue cuestionada por amplios sectores de la sociedad que entendían que el cambio a la Carta Magna se hacía para favorecer intereses personales.

La última entrega de la encuesta Gallup-Hoy dice que el 52 % cree que para obtener los votos necesarios para modificar la Constitución, que fue proclamada el 14 de junio pasado, se usaron recursos del Estado.

Para lograr el consenso de su partido, donde había una fuerte oposición, Medina debió pactar con diversos sectores, sobre todo con el que lidera Leonel Fernández, quien en un primer momento era opuesto a la reelección, pero terminó apoyándola.

Asimismo, pactó con los partidos Reformista Social Cristiano y Revolucionario Dominicano, con los que suscribió un acuerdo cuyo alcance aún se desconoce.

Logrado el consenso del partido oficial, ahora a Medina le corresponde definir el acuerdo con los aliados que reclaman diversas posiciones electivas o administrativas.

Además, debe concentrarse en apagar el fuego interno de dirigentes del partido oficial que reclaman, con justa razón, su derecho a ser postulados, y que ven sus aspiraciones afectadas tras los acuerdos con otros partidos.

Según los analistas políticos, Danilo busca la reelección en medio de una oposición débil. Dos bloques de oposición se proyectan en uno, presidido por el Partido Revolucionario Moderno y el Frente Amplio, y el otro por el llamado Polo Democrático, integrado por organizaciones consideradas de centro izquierda, como Alianza País y el Movimiento Patria para Todos.

Pero a pesar de esos factores favorables a Medina, hay que tener en cuenta como elementos que afectan sus interés reelecionista el cansancio y desgaste que exhibe el PLD frente a amplios sectores del pueblo, tras cuatro periodos de gobierno, y los problemas nacionales que no han sido resueltos.

Sin embargo, la maquinaria reeleccionista es considerada como muy poderosa, ya que la figura de Medina aparecerá en más de veinte cuadros de la boleta electoral y, sobre todo, cuenta a su favor con los múltiples recursos que da el poder.

FUENTE