Washington.- Sin pistas sobre el paradero del narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán Loera desde que se escapó de una cárcel en México, las autoridades de EEUU anunciaron este miércoles el establecimiento de una línea telefónica gratuita para que el público en todo el continente ayude a dar con él.

La Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA, en inglés) explicó en un comunicado que la línea telefónica estará a cargo de su oficina en San Diego (California), y espera que ésta ayude en la captura de “El Chapo”, quien se escapó de una cárcel de máxima seguridad en México el mes pasado.

En Estados Unidos, el público puede llamar al (844) 692-4101, y desde México, Centro y Sudamérica, pueden hacerlo al 001-844-692-4101.

El Departamento de Estado mantiene en pie una recompensa de hasta cinco millones de dólares por el arresto y condena de “El Chapo”, cuya fortuna derivada del narcotráfico lo ha colocado en la lista de millonarios de la revista Forbes.

Además de la línea telefónica, la DEA divulgó un correo electrónico para recibir pistas (CHAPOTIPS@USDOJ.GOV), y un póster, con versiones en inglés y español, que contiene toda la información para el envío de pistas.

Guzmán Loera, cabecilla del cartel de Sinaloa, fue arrestado el 9 de junio de 1993 en México bajo cargos de homicidio y narcotráfico, y fue sentenciado a 20 años de prisión.

Pero el narcotráfico se fugó en enero de 2001 de una cárcel de máxima seguridad en Jalisco, y logró entronarse nuevamente como jefe del cartel de Sinaloa y líder del narcotráfico en México.

El narcotraficante, declarado el fugitivo “número uno” por EEUU, fue capturado nuevamente el 22 de febrero de 2014 mientras se ocultaba en un hotel en Mazatlán, Sinaloa, pero logró escapar el pasado 11 de julio de la cárcel de máxima seguridad en Altiplano, en el estado de México.

El director interino de la DEA, Chuck Rosenberg, dijo que “El Chapo” ha “destruido vidas y comunidades” en México y EEUU, y su captura es una “máxima prioridad” de la agencia federal.

“Su fuga representa un peligro para la seguridad de ambos países”, agregó Rosenberg, quien comprometió “cuantos recursos sean posibles” para el arresto del narcotraficante.

“El Chapo” afronta diversos cargos derivados del narcotráfico en EEUU, donde es requerido en varios tribunals federales, incluyendo los de Arizona, California, Texas, Nueva York, Illinois y Florida.

FUENTE