obreros

SANTIAGO. La Defensora del Pueblo, Zoila Martínez Guante, visitó por tercera ocasión el municipio de Sabana Iglesia, para dar seguimiento al estado de salud de los 28 obreros sobrevivientes de intoxicación que trabajaban en la limpieza de los túneles de la hidroeléctrica Tavera-Bao.

Martínez Guante acudió en compañía de abogados investigadores de la institución que dirige, además de personal del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) y de la Empresa de Generación Hidroeléctrica (EGEHID), para fungir como mediadora entre las compañías y los afectados, en busca de una posible compensación.

La titular señaló, en comunicación de prensa, que los trabajadores han recibido de parte de la EGEHID médicos y cobertura de costos de hospitalización, además de proporcionarles ayuda alimenticia.

La Defensora del Pueblo dijo que se siente satisfecha con la disposición mostrada por ambas instituciones y que está segura de que en poco tiempo se llegará a un acuerdo que beneficiará a los familiares de los tres obreros fallecidos y los 28 sobrevivientes.

FUENTE