image

 

Taylor Swift enfrenta una disputa por plagio con el músico Jesse Graham.

Graham presentó la querella alegando que la cantante copió en “Shake It Off” el contenido de una de sus composiciones, “Haters Gone Hate”.

La letra de Jesse dice: “Haters gone hate, plays gone play. Watch out for them fakers, they’ll fake you everyday”; mientras que la de Swift dice: “Cause the players gonna play, play, play. And the haters gonna hate, hate, hate”.

El demandante, un compositor de música R&B, señaló al New York Daily News que aunque las melodías de ambas canciones no se parecen, las estrofas sí.

“Su mensaje es el mismo que el mío. Si yo no hubiera escrito ”Haters gone Hate”, no existiría una ‘Shake it Off'”, manifestó.

Medios estadounidenses reportan que Graham trató de negociar con Swift para que su nombre figurara en los créditos de la canción, pero al tener respuesta negativa de su equipo, optó por demandarla por 42 millones de dólares.

Fuente