Atrapada. Así se siente Patricia Tagliaferri en su país, Venezuela. Esta mujer, funcionario público, ha publicado en las redes sociales un testimonio desgarrador de la vida diaria en su país, bajo la bota del dictador bolivariano Nicolás Maduro.

“Mi nombre es Patricia Tagliaferri, número de identidad 15665341″, comienza el vídeo, que parece más la prueba de vida de un secuestrado reclamando un rescate bajo amenazas. “Estoy haciendo este vídeo porque quisiera que todo el mundo se enterara de lo que el venezolano vive todos los días”.

Y lo que vive todos los días e s no poder comprar pañales o leche a su hijo de dos años, “el único que come algo de carne en casa, porque mi sueldo nos da para tres pollos al mes”. Lo de todos los días es que te roben el coche contigo dentro “tres hombres armados por la noche”, sin que les importara que hubiera un bebé en su interior: “tuvimos que rogar para que no nos mataran”. Lo de todos los días es que te peguen una paliza por “reclamar un horno que le dejaron mal arreglado” a su tía.

“No tengo cómo salir de aquí, nos han empobrecido, y lo único que teníamos para vender, que era el carro, ya tampoco… ¿hasta cuándo vamos a vivir así, cómo vamos a sobrevivir? Hay que rezar, no sé… ya no sé a qué agarrarme…”

Patricia llora ante la cámara desde el primer segundo hasta el final del vídeo, desesperada. Son más de tres minutos que resumen la desesperación de todo un pueblo, mucho más allá de politiqueos, discursos y decretos de estado de excepción . “Los chicos se van a las manifestaciones y nos los matan, salir a la calle es peligroso”.

Patricia lamenta que “este Gobierno nos ha llevado a la ruina”, y grita desesperadamente pidiendo ayuda: “¿Hasta cuándo vamos a vivir así? ¿Cuándo nos van a ayudar?”, y pide que todo el mundo comparta el vídeo por internet: “Denle todos a compartir, todos, para que todo el mundo a nivel mundial se entere de cómo vivimos en Venezuela“.

FUENTE