hospital-publico

MAO, VALVERDE. Las precariedades en que se encuentra el hospital público Luis L. Bogaert, de este municipio, obligó a dos galenos a terminar una cirugía de una paciente iluminándose con dos linternas, debido a que la planta de emergencia tardó demasiado tiempo para funcionar.

La denuncia al respecto la hizo el doctor Ramón Rodríguez, presidente de la filial noroeste del Colegio Médico Dominicano.

“En pleno siglo XXI todavía tenemos que valernos de estos medios antiguos y pocos deseables en un oficio tan delicado como el que nosotros realizamos”, comentó Rodríguez, quien divulgó una fotografía en las redes sociales con los galenos terminando una operación con dos linternas.

Recordó que la lucha que libra el Colegio Médico Dominicano (CMD) es precisamente para superar esas limitaciones, que ponen en riesgo las vidas de los pacientes de los hospitales estatales.

Por otro lado, Rodríguez informó que están a la espera del mandado del comité ejecutivo del CMD sobre los reclamos que hacen al Gobierno Central.

Indicó que como hubo conversaciones entre las comisiones del Gobierno y el gremio profesional, se ha declarado un compás de espera en las jornadas de luchas en los centros de salud del Estado.

FUENTE