cocaína

HATO MAYOR.- El Ministerio Público con asiento en esta provincia y la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Nacional profundizan las investigaciones en torno a un supuesto alijo de 90 paquetes de cocaína, que habrían sido lanzado en costas de Sabana de la Mar y encontrados por pescadores, que a su vez lo habrían entregado a la Policía, de donde desaparecieron.

Las investigaciones están a cargo del fiscal de Hato Mayor, Henry Estévez, que dijo tener la información de que unos 30 paquetes habrían sido negociados.

Néstor Méndez Altagracia, inspector Supervisor del Departamento de la Policía en Hato Mayor, también confirmó el hecho y remitió a los periodistas a Asuntos Internos de la institución, alegando que desde ese departamento es que se está haciendo la investigación.

La droga habría sido localizada en aguas de la bahía de Samaná por pescadores, que asustados entregaron los paquetes en el destacamento de la policía de Sabana de la Mar, de donde supuestamente desaparecieron.

Luego se dijo que parte de la droga fue localizada en un potrero en la comunidad de Mango Limpio, a 23 kilómetros al norte de Hato Mayor y 22 al sur de Sabana de la Mar.

Hoy, de manera sorpresiva fue trasladado por completo el Departamento de Investigaciones Criminales de la Compañía de la Policía Nacional, sin que se diera una explicación del movimiento y hacia donde fueron llevados los agentes.

Se rumora que en la comercialización de la droga habría involucrado en un capitán de la uniformada, pero no se dieron detalles.

La droga habría sido lanzada por una avioneta, procedente de Venezuela, que llegó realizar varios vuelos rasantes en Hato Mayor.

Se ha dicho que los capos, dueño del alijo estarían amenazando a personas en Sabana de la Mar y Hato Mayor, para que den informaciones sobre la localización los paquetes de drogas.

FUENTE