image

 

El tratamiento embellecedor con espinaca es un remedio tan antiguo como eficaz. Esto se debe a que, gracias a su condición de hoja verde, contiene gran cantidad de sustancias y nutrientes que depuran eficazmente nuestro organismo.

En este contexto, la espinaca se usa para curar espinillas y limpiar la piel del cutis de grasas y manchas, para depurar nuestro intestino y para aportar a nuestro cuerpo vitamina A, E, yodo y diversos antioxidantes.

No obstante, merece la pena hacer un apunte con respecto a su consumo y es que, dado su alto contenido en ácido oxálico, no conviene tomarla en grandes cantidades, pues puede favorecer la formación de cálculos renales o tener otro tipo de efectos adversos sobre nuestro organismo.

Mujer revolviendo espinacas

Fórmula para el tratamiento de las espinillas y de la piel del cutis
Hay pocas cosas que nos resulten tan desagradables como amanecer un día con espinillas o acné en nuestro rostro. Sin embargo, la sabiduría popular está repleta de trucos y tratamientos al alcance de nuestra mano para estos menesteres.

En este artículo os hemos querido acercar un preparado para tratar las espinillas a través de las espinacas. Veamos cómo proceder para elaborarlo.

Ingredientes

½ litro o un litro de leche
1 taza de hoja de espinaca (40 g)

Procedimiento

Debemos poner a hervir todo junto durante unos 20 minutos.
Una vez que haya pasado este tiempo debemos retirarlo del fuego y dejarlo reposar hasta que se enfríe.
Cuando ya esté frío tendremos que colar la leche en una botella y hacer una pasta con las hojas de espinaca machacada.
Una vez hecho esto nuestro preparado ya está listo para la aplicación.
Una rutina de limpieza

Aplicación

Para llevar a cabo la aplicación debemos comenzar por limpiar bien la cara con la leche.
Después, colocaremos la pasta de espinaca sobre la cara.
Dejaremos reposar la mascarilla durante unos 20 o 30 minutos.
Es importante que apliquemos este tratamiento por la noche antes de irnos a la cama. Por la mañana volveremos a lavar la cara con un poco de leche de espinaca y, tras 5 minutos, volveremos a enjuagar la cara con agua natural.

Este tratamiento ofrece muy buenos resultados y no es complicado ni de elaborar ni de aplicar. Una vez que hayan desaparecido las espinillas podemos dejar de utilizarlo.

No obstante, también podemos realizarlo para limpiar la cara simplemente, para lo cual, con un par de días de aplicación vale.

Piel saludable

Fórmula para el tratamiento de la sequedad de la piel debido al frío o al sol

Ingredientes

1 taza de leche con su grasa (250 ml)
10 hojas de espinaca de tamaño medio

Procedimiento de realización y aplicación

Debemos poner a hervir todo junto durante unos 3 minutos.
Transcurrido este tiempo, tendremos que sacar del fuego y retirar las hojas a un plato aparte. Pasaremos la leche a un frasco.
El tratamiento consistirá en aplicar las hojas de espinaca en la cara y en zonas como el cuello. Cuando se trata de quemaduras solares se deben colocar las hojas algo templadas y dejar reposar durante una media hora.
Durante ese tiempo es mejor que estemos recostados y descansando. A continuación, se deben retirar de nuestra piel y pasar a limpiar esta con la leche cocida con anterioridad.

Secado del rostro con toques

Es recomendable que sequemos nuestra piel dando toquecitos, pues así no arrastraremos ni irritaremos nuestro cutis.

Tras esto hay personas que aplican cremas tonificantes de las que venden en las secciones de perfumería, aunque también se pueden elaborar naturalmente como os hemos propuesto en otras ocasiones.

Se obtienen buenos resultados con este procedimiento siempre y cuando se use durante unos 7 o 15 días. Se debe hacer una vez al día y, a poder ser, al acostarnos.

Beneficios de la espinaca como alimento

Como ya hemos comentado, los beneficios de la espinaca sobre la belleza femenina están muy bien documentados. Por eso debemos saber cuáles son aquellos componentes más conocidos y qué ventajas nos ofrecen.

Repasémoslos a continuación:

Las espinacas son ricas en fibra y vitaminas A, B, E y F. Esto ayuda a tonificar nuestro cuerpo y a fortalecerlo.
El ácido fólico presente en estas hojas nos ayudará a combatir el insomnio, la falta de memoria o la irritabilidad.
Es recomendable comer esta verdura cruda para garantizar que estén presentes todos sus nutrientes. Para ello debemos lavarla bien y a conciencia.
Esta verdura nos ayudará a mantener un correcto tránsito intestinal, a eliminar toxinas y a mantener equilibrados nuestros niveles de colesterol.
Sus aportes también nos ayudan a mantener una correcta visión.

Fuente