El dictador alemán Adolfo Hitler (1889 - 1945) y su jefe de policía Heinrich Himmler (1900 - 1945) passndo revista a las tropas de las SS -RACCOON KNOWS

La Biblioteca Nacional de la República Checa ha sido escenario de un hallazgo verdaderamente singular: miles de libros de temática ocultista pertenecientes al líder de las SS Heinrich Himmler.

es ningún secreto que los nazis estaban verdaderamente obsesionados con el ocultismo  y con la búsqueda de reliquias y artefactos sagrados a lo largo y ancho del planeta. Sociedades secretas como la Ahnenerbe, Thule o Vril dedicaron buena parte de sus recursos humanos, económicos y militares a  encontrar objetos de poder y tótems religiosos como el Santo Grial, la Lanza de Longinos, el Arca de la Alianza o el Bastón de Mando, por poner tan sólo unos ejemplos.

Logo de la sociedad secreta Ahnenerbe
Logo de la sociedad secreta Ahnenerbe

Las películas de Indiana Jones reflejan perfectamente la poderosísima influencia mítico-religiosa presente en el ideario del régimen nacionalsocialista, y más allá de la ficción mostrada en las aventuras del apuesto arqueólogo está perfectamente documentado que el interés de las fuerzas del Tercer Reich iban más allá de la conquista militar para entrar de lleno en el mundo del misticismo, el folklore y la creencia en poderes mágicos para dotar a las tropas de Hitler del arma definitiva con el que dominar a la humanidad.

Un tema verdaderamente fascinante y del que queda todavía mucho por descubrir, como ejemplifica el particular hallazgo que tuvo lugar a finales de marzo en la biblioteca más importante de Praga: ni más ni menos que 13.000 libros dedicados al ocultismo, la brujería y la magia que habían quedado abonados y olvidados por todos en un sector de la Biblioteca Nacional de la República Checa desde la década de los 50.

Biblioteca de Praga
Biblioteca de Praga

De acuerdo a las investigaciones del masón noruego Bjorn Helge Horrisland, esta inmensa colección de conocimientos arcanos pertenecieron al mismísimo Heinrich Himmler, el implacable jerarca de las temibles SS. Al menos 6.000 ejemplares habrían sido directamente robados de la sede de la Orden Masónica Noruega en Oslo como parte de la incesante recopilación de Himmlerde material relacionado con una de sus grandes pasiones: el estudio de la brujería. El líder nazi estaba convencido de que el culto a  la religión celta que practicaban las brujas, devotas creyentes en remedios naturales y en el poder de energías que muchos ahora podríamos considerar sobrenaturales, estaba dotado de implicaciones científicas que podrían ayudar al Tercer Reich a conseguir sus nefastos fines de conquista global.

Retrato de Heinrich Himmler
Retrato de Heinrich Himmler

A buen seguro no será éste el último  caso en el que el esoterismo nazi resurge de su letargo para recordarnos la peligrosa y en ocasiones indisoluble relación que los regímenes totalitarios han mantenido con la búsqueda de conocimiento prohibido a lo largo de la historia. Una mezcla intrigante, aterradora y repleta de misterios que a día de hoy continúan dejándonos atónitos.

FUENTE