Durante el 2017, Miley Cyrus decidió dejar atrás su imagen de chica rebelde y dio un vuelco radical, cambiando la ropa sexy y su actitud desafiante por una faceta más angelical y cuidada. Pero a pesar de que ahora se muestra como una verdadera dulce chica californiana, en su alma sigue estando un poco de aquello que alguna vez fue, y eso quedó demostrados cuando salió a la luz la tapa del nuevo libro del fotógrafo David LaChapelle.

El artista publicó la portada de su nuevo trabajo, Lost + Found, en donde se ve a la cantante desnuda disfrazada de hada junto a un inodoro y un lavamanos, en una celda en una cárcel decorada con flores. La estrella del pop lleva puestas unas alas de mariposa multicolores, y aunque pareciera que está completamente desnuda, en realidad lleva un bodi transparente bordado con cristales Swarovsky perfectamente posicionados.

El libro es la primera publicación que lanza LaChapelle en diez años y sigue la trayectoria del fotógrafo que comenzó en Nueva York en los años 80 y que lo llevó a fotografiar a las más grandes estrellas de la cultura pop y de la noche. Además de Miley, en el libro aparecen imágenes inéditas de David Bowie, Kanye West, Hillary Clinton y Michael Jackson.