Santiago

Al vencer el domingo, el plazo de 45 días otorgado a las personas que aplicaron al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, las gobernaciones provinciales de la región Norte fueron abarrotadas.

Esta vez, además de agentes policiales, fueron apostados militares en la calle Del Sol, debido al caos y la lucha de algunos que rompían las filas para no quedar fuera.

Debido al desorden y las complicaciones, las autoridades que trabajan en el Plan de Regularización en Santiago, acordaron suspender este lunes y el martes la entrega de carnés y pasaportes.

Algunos de los extranjeros, en su mayoría de nacionalidad haitiana, decidieron amanecer en el parque Duarte, mientras otros llegaron a las 5:00 de la madrugada ante el temor de no conseguir su propósito de regularizarse.

En Santiago fueron inscritos aproximadamente 26 mil extranjeros y de esos solo ocho mil han recibido sus documentos.

FUENTE