image

 

A poco menos de dos meses de fallecido Joan Sebastian, ya comenzaron a hacer movimiento de personal en sus ranchos de Morelos, Guerrero y Puebla.

Su hijo José Manuel y su hermano Federico Figueroa han estado despidiendo personal de las propiedades, y realizando un reacomodo de animales y otros bienes que el cantautor tenía en sus ranchos.

Algunos de los empleados despedidos reclaman que no se les liquidó conforme a la ley, y que se les obligó a firmar papeles donde aceptan la compensación.

Fuente