New York-Andrew Cuomo - epidemia - VIH-Sida

La meta del gobernador Andrew Cuomo es reducir el número de infecciones anuales de VIH a 750 para el año 2020

NUEVA YORK – El gobernador Andrew Cuomo presentó oficialmente este miércoles su esperado plan para acabar con la epidemia del VIH/Sida en el estado en los próximos cinco años.

El ambicioso plan, llamado “Blueprint”, tiene la meta de reducir el número de infecciones anuales de VIH a 750 para el año 2020. Actualmente, 3,000 nuevos contagios ocurren en el estado cada año.

“Hoy Nueva York lidera el camino una vez más y no nos detendremos hasta que esta epidemia sea parte del pasado, como lo es la tuberculosis, el sarampión, el polio y la influenza. No nos vamos a parar hasta que incluyamos al Sida en la lista de asesinos que ya son historia”, dijo el gobernador Cuomo.

“Este plan ofrece más pruebas de detección, más atención de la salud y más acceso a los nuevos medicamentos, lo que puede ayudarnos a poner fin a esta epidemia de una vez por todas”, enfatizó el gobernador, quien informó que 153,000 neoyorquinos han perdido la vida a causa del Sida en los últimos 35 años.

Entre los puntos más importantes del plan destacan identificar a los portadores del virus que no han sido diagnosticados y garantizar que todos los infectados reciban el tratamiento adecuado. También se ofrecerá profilaxis de pre-exposición para prevenir la infección en personas de alto riesgo.

Se espera que la propuesta, que fue conocida por primera vez el verano pasado, ayude a disminuir drásticamente las nuevas infecciones, especialmente entre hombres jóvenes que tienen sexo con otros hombres y entre personas transgénero que son los grupos más afectados.

Para Guillermo Chacón, presidente de la Comisión Latina sobre el Sida, se trata de un plan “histórico” porque tiene el potencial de salvar muchas vidas, especialmente, entre la comunidad latina joven y gay que sufre de forma desproporcionada por el VIH.

“Es un plan optimista y realista y nos ayudará a conectar a la población de alto riesgo, los gay afroamericanos y latinos, que no tienen VIH, para que adopten la píldora de prevención PrEP, para que se mantengan negativos”, dijo Chacón.

“Hay que reducir la homofobia y el estigma que continúan siendo problemas serios para los pacientes con VIH y Sida”, añadió el activista.

Con el nuevo plan se espera que para el 2020, se habrá logrado prevenir más de 3,400 nuevos casos, y el estado se ahorrará $317 millones en cuidados médicos.

La iniciativa de Cuomo, que es la primera de su tipo en todo el país, fue desarrollada por un grupo de trabajo que reunió a más de 64 organizaciones, agencias, investigadores, activistas y profesionales de salud pública de todo el estado. La misma fue presentada ayer en el LGBT Community Center de Manhattan, lugar considerado como la cuna del activismo contra el Sida en NY.

FUENTE