Tengo diabetes ¿Cómo enfrentarla y mejorar mi condición?

 

Los problemas de la diabetes surgen cuando hay demasiada glucosa en la sangre por mucho tiempo.En esta entrega ofrecemos diferentes vías para el abordaje terapéutico de la diabetes.

Los niveles altos de glucosa en la sangre, también llamado azúcar en la sangre, pueden dañar muchos órganos del cuerpo como el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos y los riñones. La enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos puede causar ataques al corazón o derrames cerebrales. Usted puede hacer mucho para prevenir o retrasar los problemas de la diabetes.

Mantener su nivel de glucosa en la sangre dentro de los límites deseados puede prevenir o retrasar los problemas de la diabetes. A continuación se muestra los niveles recomendados de glucosa en la sangre para la mayoría de las personas con diabetes: antes de las comidas de 70 a 130 y de 1 a 2 horas después de haber empezado una comida menor de 180.

Se ha de consultar a su profesional médico, para que que le haga una prueba A1C. Esta prueba de sangre revela el nivel promedio de glucosa en su sangre durante los últimos 2 a 3 meses. Hágase esta prueba por lo menos dos veces al año. Si el resultado de la prueba A1C no está dentro de los límites recomendados, es posible que su profesional médico se la haga con más frecuencia para determinar si el resultado mejora con los cambios en su tratamiento.

El resultado de la prueba A1C junto con los resultados del medidor de glucosa en la sangre pueden mostrar si está controlando bien su nivel de glucosa en la sangre.

Si el resultado de la prueba es demasiado alto, es posible que necesite hacer cambios en su plan de tratamiento. El equipo de profesionales médicos puede ayudarle a determinar qué debe cambiar. Es posible que tenga que cambiar su plan de comidas, los medicamentos que toma para la diabetes o su programa de actividad física.

Por otro lado, los niveles normales de colesterol y de grasa en la sangre le ayudarán a prevenir la enfermedad del corazón y los derrames cerebrales, que son los problemas más graves en la gente que padece diabetes.

Por ello, mantener controlado su nivel de colesterol también le puede ayudar a tener un mejor flujo sanguíneo. Pida que un profesional médico le haga una prueba para revisar su nivel de grasa en la sangre por lo menos una vez al año.

Un plan de comidas, la actividad física y los medicamentos le pueden ayudar a llegar a sus niveles deseados de grasa en la sangre:Colesterol total menor de 200, Colesterol LDL menor de 100, Colesterol HDL mayor de 40 (hombres) mayor de 50 (mujeres), Triglicéridos menor de 150

El control de la diabetes es un esfuerzo en equipo. Usted estará trabajando junto con un grupo de profesionales médicos, incluyendo el médico, la enfermera especialista en educación sobre la diabetes, el dietista especialista en educación sobre la diabetes y el farmaceuta, entre otros. Usted es el miembro más importante del equipo.

Tome el control de su diabetes aprendiendo lo que debe hacer para asegurar un buen control de la enfermedad.

Lleve un registro diario de los resultados de las pruebas de glucosa en la sangre. Esta información le ayudará a saber si está logrando sus niveles deseados de glucosa en la sangre.

Si la mayor parte del tiempo mantiene un buen control de los niveles de glucosa en la sangre, colesterol y presión arterial, puede prevenir o retrasar los problemas causados por la diabetes.

Fuente