Director de Tránsito Terrestre dice tribunales para sancionar infracciones son un fracaso

SANTO DOMINGO. El director de la Dirección General de Tránsito Terrestre, Luis Terrero, tildó como un fracaso la creación de los tribunales para sancionar las infracciones que se cometen contra la Ley 241 porque estos no funcionan.

Luis Terrero recordó que el tribunal que funciona en el edificio que aloja la Autoridad Metropolitana de Transporte parece un mercado.

“Aquí la multa se aplican de manera administrativa cuando todo el mundo sabe que debe ser el resultado de una decisión de un tribunal, e inclusive el mismo director de Amet denunció en una ocasión que a cada soldado le ponían una cuota, que el nombre de la persona era sacada del padrón de la Junta y por eso habían ciudadanos que aparecían multados sin ser notificado de la infracción”, explicó el funcionario.

Aclaró que en el sistema de Tránsito Terrestre sí aparece registrado cuando un ciudadano es objeto de una multa, pero por eso a nadie se le puede negar la renovación de la licencia porque la ley no lo establece, y más cuando esa sanción no proviene de un tribunal competente.

“Hay una sentencia del Tribunal Constitucional que establece que solamente cuando hay una sentencia de un tribunal competente se le puede negar un papel de buena conducta a un ciudadano, porque, además, esas multas son administrativas y no producto de una autoridad judicial con competencia para ello”, preciso Luis Estrella.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´Agenda, que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el director de Tránsito Terrestre sostuvo que si por una de esas multas a un ciudadano se le niega la renovación de su licencia, entonces esa institución estaría incurriendo en desacato de una sentencia del Tribunal Constitucional.

Dijo que además de la ley que se conoce en el Congreso Nacional, en el país se debe crear el Ministerio de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial, para albergar a todas las instituciones que interactúan en el sector y que se encuentran dispersas, muchas veces haciendo funciones comunes o que son competencias de otras instancias.

Criticó el desmantelamiento de que ha sido objeto la institución que dirige, debido a que, según afirma, se ha hecho en violación a la Ley 241, la cual establece que Tránsito Terrestre es la institución responsable de todo lo que tiene que ver con tránsito y transporte en la República Dominicana.

De más de un millón 500 mil motociclistas apenas 50 mil tienen licencia

Luis Estrella, director de la Dirección General de Tránsito Terrestre, reveló que de más de un millón 600 mil motociclistas que hay en la República Dominicana, apenas 50 mil poseen licencia de conducir.

El funcionario explicó que cuando se les aplicaba el examen teórico a los motoristas que aspiran a tener su licencia, el 90 por ciento de ellos se quemaba debido a su bajo nivel de escolaridad.

Explicó que en vista de esa situación varias asociaciones de motoristas le visitaron en el año 2011 para que cambiaran esa prueba por una serie de charlas sobre educación vial, pero cuando tal cosa se puso en práctica se redujo la cantidad de conductores de motocicletas que acudían a obtener su licencia de conducir.

Sostuvo que ese comportamiento explica claramente que en el país lo que hay es un problema de tipo cultural y de aplicación de la ley, debido a que los motoristas entienden que ellos pueden manejar sin licencia y que esa situación ellos “lo pueden resolver”.

“Aquí en el país hay alrededor de un millón 600 mil motores, y de esos no pasan de 50 mil lo que tienen licencia de conducir, entonces ya ahí entra un problema de fiscalización, por lo que insisto que para mí el problema del tránsito en el país es un asunto cultural”, subrayó.

Sostuvo que las mismas personas que violan la ley de tránsito en el país la respetan en otras naciones porque “como saben que no hay una fiscalización adecuada, y saben que no le va a pasar nada”.

Agrega que esos infractores “entienden que si lo hacen (violar la ley) no va a ver graves consecuencias, que le pueden poner una multa, la pueden ir acumulando y en definitiva siguen circulando”, agregó el director de la DGTT.

Dice más de 50 mil chatarras circulan en el Gran Santo Domingo

El director General de Tránsito Terrestre reveló, además, que en el Gran Santo Domingo hay alrededor de 50 mil vehículos chatarras que contaminan el ambiente y entorpecen el flujo vehicular.

Luis Estrella dijo que la mayoría de esas destartaladas unidades pertenecen a las distintas centrales sindicales que hay en el país, y calificó la situación como uno de los grandes problemas de fondo que tiene el sistema de transporte en la ciudad capital.

Aclaró que la inspección vehicular, o como se conoce comúnmente como la revista, no es lo que le da el derecho de circulación a un vehículo, sino que quien da esas prerrogativas es la Dirección General de Tránsito Terrestre cuando otorga las placas y los marbetes.

Sin embargo, aclaró que la casi la gran mayoría de esas chatarras se desplazan con revistas falsificadas, por lo que dijo ya son a otras instancias del Estado que le corresponde actuar sobre el particular.

“Inmediatamente se le otorga una placa o un marbete a un vehículo, le está otorgando el derecho a circular, aunque ese vehículo se desplace con una sola puerta”, aclaró.

FUENTE