Altagracia Almonte-Bronx-muere-al caer-edificio-Raccoon Knows

NUEVA YORK. Una mujer dominicana identificada como Altagracia Almonte de la Rosa, de 32 años, murió al caer de la azotea del edificio en el que vivía en El Bronx, y la policía dijo que investiga a su novio debido a que testigos aseguran haber escuchado a la pareja discutir antes de que ella cayera al pavimento.

El hombre, del que se dijo se mantenía acosando a la señora Almonte de la Rosa e intentaba golpearla en varias ocasiones, no ha sido identificado por los investigadores.

Las autoridades dijeron que Almonte de la Rosa murió el vienes a las 2:00 de la madrugada, después que subió a la azotea y luego de participar en una fiesta.

El edificio está ubicado en la avenida Cortland, en el vecindario Mott Haven en El Bronx.

El novio, que fue tipificado como “persona de interés” en la investigación fue conducido al cuartel 40.

Almonte de la Rosa se graduó en Educación Infantil en el colegio comunitario Hostos en El Bronx, dijo su hermano Emmanuel de la Rosa.

Erika Aguilar, una de las testigos de la discusión y que vive en el mismo edificio, relató que la pareja se enfrascó en “una batalla verbal”.

Dijo que escuchó cuando la pareja empezó a gritarse los insultos y en un momento el novio le advirtió que “ahora… tu vas a ver”, a lo que la dominicana le respondió “no, no, no…”.

Aguilar narró que a través de una de las ventanas de su apartamento, vio los pies de Almonte de la Rosa, cuando iba cayendo al vacío.

Erika Aguilar explicó que se puso a ver por el “ojo mágico” (mirilla) de la puerta de su apartamento y vio al novio de la muerta, corriendo por las escaleras y con la camiseta blanca ensangrentada.

Otro vecino sostuvo que estaba paseando a su perro, cuando oyó un hombre gritando en el tejado del edificio de cuatro pisos, después que la mujer cayó al pavimento.

“¿Por qué lo hiciste, por qué hizo eso?, le pregunté varias veces al novio”, agrega el vecino que se identifica como Cito.

Aunque el novio no vivía en el apartamento de la dominicana, frecuentaba el inmueble. Otros residentes dijeron que la pareja subía con frecuencia a la azotea.

El hermano de la dominicana dijo que la familia se mantuvo diciéndole que tenía que abandonar la relación con el novio, pero ella nunca hizo caso de consejos y advertencias.

Ella trabajó en el centro de cuidados Saint Joseph Day Nursey en el sector Chelsea en Manhattan.

“El novio es un desamparado que dormía en parques y en el techo de ese edificio”, expresó el hermano de la muerta. Ella vivía con su madre y un hijo de once años.

El hermano dijo que ella tenía “problemas” con la bebida (alcoholismo), pero la describió como una buena madre.

FUENTE