image

 

Cuando se menciona la palabra donación en el ámbito reproductivo, es muy común pensar en donación de semen o esperma.

Sin embargo también existe la donación de óvulos, aunque no es tan común dado que el proceso es un tanto más complicado, en comparación con aquel al que es sometido un donante masculino, pero de que es real, lo es. Aquí encontrarán una guía rápida con información importante para descubrir si es algo que te interesa.

¿Quiénes pueden ser candidatos?

Mujeres sanas en edad reproductiva.

Por dónde empezar

Si te interesa ser donante lo primero que debes hacer es acudir a una clínica especializada, las encuentras como “clínica de infertilidad”.

Pide informes en recepción o atención al cliente, de estar segura entonces se te agendará una cita con el médico tratante ( ginecólogo especialista en reproducción asistida).

En tu consulta se te harán preguntas sobre tu estado de salud, embarazos, hábitos, si has donado antes, información sobre tus ciclos menstruales; además de un chequeo físico.

En la clínica donde trabajé habían dos opciones de donación; una era para banco y otra para pareja activa, es decir: en la primera tus óvulos serían almacenados y formarían parte del catálogo para los futuros interesados o bien podría ser que específicamente donarías en ese momento para alguna pareja que estuviera en proceso.

Existen clínicas que además de aceptar donantes reproductivas sanas, también las buscan con ciertos rasgos físicos, algunas ofrecen incentivos monetarios y otras no.

Cómo es el proceso

De manera general lo que sucederá es lo siguiente: (recuerda que este artículo es sólo informativo de acuerdo a las experiencias personales)

Tal y como en el proceso natural, se busca conseguir óvulos fértiles para poder sustraerlos y entonces almacenarlos o utilizarlos. La diferencia es que médicamente deben asegurarse de obtener la mayor cantidad y calidad de óvulos para llevar a cabo el proceso por lo que te verás sometida a un tratamiento hormonal llamado “estimulación”.

Los médicos o enfermeras te mostrarán cómo administrarte la medicación durante un tiempo que puede ir de 15 días a mes y medio. Una vez que tengas los niveles adecuados se llevará a cabo la punción (extracción de los óvulos), esto se realiza en un quirófano y el proceso es totalmente ambulatorio. Es importante que preguntes si la clínica cuenta con quirófano o deben trasladarte a algún otro lado.

Cuál es el objetivo

A diferencia de la donación de semen, donde la mujer puede estar completamente sana pero no cuenta con pareja o los espermatozoides de su pareja no son de calidad, la donación de óvulos por lo regular es para ayudar a mujeres o parejas donde hay problemas físicos, genéticos u hormonales entre otros.

Así que el principal objetivo es el de ayudar a parejas y/o mujeres que no pueden procrear de manera natural aunque también hay quienes lo hacen por cuestión económica que es totalmente válido.

Fuente