toma de posesión-Donald Trump-Raccoonknows.jpg

 

Mientras las marchas multitudinarias por todo Estados Unidos y organizadas por la plataforma Women´s March on Washington inundaban las calles del país en protesta contra el Presidente, Donald Trump viajaba a Virginia para dar su primer discurso una vez instalado en la Casa Blanca.

Su reacción a estas protestas no se han hecho esperar y nada mejor que su cuenta de Twitter para contestar a los miles de manifestantes. “Vi las protestas ayer pero yo tenía la impresión ¡de que acabamos te tener unas elecciones! ¿Por qué no fue a votar toda esta gente? Las celebridades hicieron mucho daño a la causa”, escribía a primera hora.

El mandatario lanzó otro mensaje, esta vez mucho más contento, donde destacaba el récord de audiencia obtenido el día de su investidura. “Wow, los índices de audiencia llegaron: 31 millones de personas vieron la inauguración, ¡11 millones más que los buenos ratings de hace cuatro años!”, escribía orgulloso.

Los números fueron precisamente los principales protagonistas de su primer discurso en las oficinas centrales de la CIA en Langley, Virginia. Mencionó la cantidad de gente que asistió a su inauguración, el número de portadas en las que había aparecido y su guerra personal con los medios de comunicación.

Según John Brennan, antiguo director de la CIA, el discurso de Trump fue bastante egocéntrico por destacar principalmente los logros, tal y como reporta CNN. Pero después de estos elogios a sí mismo, el actual presidente tuvo el detalle de expresar su deseo de “erradicar el terrorismo radical islámico de la faz de la tierra. Es el demonio”, aseguró.

Fuente