El presidente Donald Trump defendió las nuevas sanciones de la ONU a Corea del Norte, las cuales limitan sus importaciones de petróleo y derivados y prohíben sus exportaciones de textiles.

Aunque el gobierno del mandatario impulsaba sanciones más drásticas, por lo cual el Trump calificó las medidas como “un pequeñio paso” ante los ensayos nucleares y de misiles del gobierno de Kim Jong-un.

“Esas sanciones no son nada en comparación con lo que finalmente tendrá que suceder”, alertó.

 El presidente no ha descartado un posible ataque a esa nación. “Ya veremos”, dijo a principios de este mes.

Las declaraciones del presidente Trump se dieron durante la visita del primer ministro de Malasia, Najib Razak, visita que causó polémica debido al caso de corrupción en su contra, debido a millones de dólares de un fondo estatal.

Corea del Norte calificó de “canallas” las sanciones adoptadas el lunes por elConsejo de Seguridad de la ONU, que por decisión unánime de sus cinco miembros permanentes amplió las medidas contra el régimen de Pyongyang, como respuesta a su último ensayo nuclear.

En su discurso ante la Conferencia de Desarme de la ONU, que se reúne en Ginebra, el embajador norcoreano, Tae Song Han, dijo que su país “rechaza categóricamente” esa resolución, la última de un total de ocho con las que se han ido endureciendo las sanciones.

Fuente