Donald Trump-Raccoonknows.jpg

 

El histórico Acuerdo de París, un plan de acción ecológico de importancia mundial en donde se delinean directrices para luchar contra el calentamiento global, podría recibir un mayúsculo desaire con la posible retirada de Estados Unidos entre sus signatarios.

Según reportó CNN, es casi inminente que el Presidente de Estados Unidos Donald Trump le de la espalda a este acuerdo en lo que sería una importante “ruptura con los aliados internacionales que aislaría a Estados Unidos en los esfuerzos globales por detener el cambio climático”.

El miércoles a través de su red social predilecta, Twitter, Trump indicó que en los próximos días anunciará su decisión al respecto. Fuentes cercanas le comentaron a dicha cadena noticiosa que todo parece indicar que el gobernante retirará a su país del acuerdo. Sin embargo, se desconoce cuál sería el mecanismo para esta retirada.

Si se confirma tal medida, esta pondría a Estados Unidos en desacuerdo con prácticamente todos los países del planeta. Pero lo que es peor: otros países podrían seguir sus pasos. Solo dos otros países han rehusado firmar el documento que se redactó en la capital francesa: Siria y Nicaragua, que insisten que las medidas del acuerdo no son lo suficientemente estrictas.

El Acuerdo de París es un documento de buena voluntad, pues no impone sanciones ni penalidades a quienes violen sus guías. Firmado por 196 países en el 2015, su objetivo es la desaceleración del calentamiento global, para lo cual pide a los países responsables del 55 por ciento de las emisiones de los gases del efecto invernadero que las reduzcan lo que ayudaría a mejor controlar el alza de las temperaturas del mundo.

Fuente