A member of security for presidential candidate Donald Trump escorted Univision anchor Jorge Ramos from a press conference in Dubuque, Iowa on Tuesday, August 25, 2015. Trump told Ramos to "go back to Univsion" after Ramos repeatedly tried to ask a question bout immigration.
Miembros de seguridad de la campaña de Donald Trump expulsaron momentáneamente al presentador de Univision Jorge Ramos de una rueda de prensa en Dubuque, Iowa.

Trump se negó a responder una pregunta de Ramos al comienzo de la rueda de prensa, y el candidato ordenó a un guardaespaldas que llevara a Ramos fuera de la sala.

“Tengo una pregunta sobre inmigración”, dijo Ramos.

“Ok, ¿quién es el siguiente?”, dijo Trump, ignorando al periodista de Univision. “Siéntate, no te di el turno. Siéntate, siéntate”.

“Tengo el derecho a hacer una pregunta”, respondió Ramos.

“Vuelve a Univision”, le dijo Trump a Ramos mientras éste le preguntaba sobre su plan de deportar masivamente a millones de indocumentados.

“Tengo el derecho a hacer una pregunta”, se defendió Ramos mientras el guardaespaldas lo echaba.
Una vez Ramos estaba fuera de la sala, un periodista le preguntó a Trump por su orden de expulsión.

“Se levantó y comenzó a gritar”, se justificó Trump. “Es obviamente una persona muy emocional”.

“No lo conozco pero me encantaría responder a sus preguntas”, dijo Trump, quien hasta ahora ha rechazado peticiones de entrevistas de Univision desde que anunció su candidatura en junio.

 Unos minutos después, Ramos volvió a la sala de prensa e inquiriró a Trump por sus promesas migratorias, que incluyen deportaciones masivas, negar la ciudadanía a los hijos de indocumentados nacidos en EEUU y construir un muro en la frontera con México.

“Lo haré de una manera muy humana porque tengo el corazón más grande que tú”, le dijo Trump a Ramos.
El periodista de Univision cuestionó la promesa de Trump de negar la ciudadanía a los niños nacidos en EEUU, un derecho garantizado por la Enmienda 14 de la Constitución.

Trump contestó que académicos de renombre abogan por eliminar ese derecho.

“Tenemos que cuidar de esos niños por los siguientes 80 años de su vida”, dijo el candidato, en referencia al supuesto costo para las arcas públicas. “Eso está mal”, añadió.
Trump insistió en que los hispanos le quieren, a pesar de que una encuesta de Gallup de este lunes indica que solo un 14% tiene una opinión favorable.

“Me aman, ¿sabes cuántos latinos trabajan para mí, amigo mío?”, dijo Trump, quien añadió que una encuesta en Nevada, estado con numerosos hispanos, le da como vencedor. “Borré a todos los demás”.

FUENTE