Enrique Peña Nieto-Donald Trump-Raccoonknows.jpg

 

La llamada ocurrió este viernes en la mañana en medio de tensiones crecientes por el toma y dame en torno a quién va a pagar por la barrera fronteriza que el gobierno de Trump anunció que va a comenzar a construir dentro de poco.

El presidente Donald Trump y su homólogo de México, Enrique Peña Nieto, hablaron por teléfono este viernes cerca de “una hora” luego de que el jueves el mandatario mexicano decidiera cancelar su visita Washington DC.

Peña Nieto debía ir a la capital estadounidense este 31 de enero, pero fue suspendida a causa del anuncio de Trump ordenando la construcción del muro en la frontera entre ambos países y tras aseverar que México lo pagará de cualquier forma.

Luego del anuncio de Trump, el mandatario mexicano difundió un mensaje en el que decía que su país no pagaría por la obra. La respuesta del republicano llegó vía Twitter cuando dijo que si Peña Nieto no tenía planeado pagar por el muro, que mejor suspendiera su visita.

En un comunicado, la Presidencia de México indicó este viernes que cuando ambos mandatarios se refirieron a la construcción del muro “reconocieron sus claras y muy públicas diferencias de posición” en el tema y “acordaron resolver estas diferencias como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral”.

“Los Presidentes también convinieron por ahora ya no hablar públicamente de este controversial tema”, agregó el comunicado.

Según fuentes de la Casa Blanca consultadas por el diario The Washington Post, la conversación telefónica se produjo a las 09:30 am de este viernes, hora del este.

Las relaciones entre EEUU y México viven su peor momento en décadas, y al anuncio de la construcción del muro fronterizo, se une la alta probabilidad de que el presidente Trump siga adelante con su idea de desmantelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, (NAFTA por sus siglas en inglés).

Durante la rueda de prensa ofrecida por Donald Trump y la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, en la Casa Blanca esta tarde, un periodista le consultó al presidente sobre las relaciones entre México y EEUU, luego del intercambio tenso sobre la orden ejecutiva para convertir en realidad el muro.

“Tuvimos una buena llamada. Respeto a México. Amo a los mexicanos”, indicó Trump.

Y siguió: “Pero (en EEUU) tenemos un gran déficit de 60,000 millones con México y no voy a dejar que eso pase. Hablamos (con Peña Nieto) por una hora esta mañana sobre establecer una nueva y justa relación. Pero millones de personas están perdiendo sus trabajos (en EEUU)… entonces, vamos a renegociar tratados de comercio y otros aspectos de nuestras relaciones. Tuvimos una buena llamada”.

“Los mexicanos están bien representados. Pero yo represento a EEUU”, cerró Trump y aseguró que lo hará “mejor” de lo que se hizo en el pasado.

Fuente