Donald-Trump-siria-inmigrantes-republicans-raccoon-knows

Washington.- Consecuente con su política anti-inmigrante, el precandidato presidencial republicano, Donald Trump, ha prometido que, si gana en 2016, deportará a los refugiados sirios mientras, del lado opuesto, una coalición evangélica pide al Congreso aumentar la cuota de refugiados.

Durante un acto electoral anoche en New Hampshire, Trump explicó que deportaría a los refugiados sirios porque entre ellos podrían ocultarse terroristas del grupo islámico ISIS.

“Podrían ser de ISIS. No lo sé, ¿Han visto semejante migración? Son todos hombres y parecen fuertes”, afirmó Trump.

Ya les estoy avisando a la gente que viene acá desde Siria como parte de esta migración masiva de que, si gano, ellos serán regresados… sé que muchos dirán que ´eso no es ser amable´, pero no podemos permitirnos el lujo de ser amables, nos estamos ocupando de todo el mundo”, argumentó Trump,  interrumpido por aplausos.

Trump criticó que EEUU se alista a aceptar “200,000 refugiados sirios o de donde sea”, pese a que el gobierno de Washington ha dicho que el límite total será de 85,000 en 2016.

A principios de mes apoyó respuesta “humanitaria”

El precandidato presidencial, que sigue liderando en las encuestas republicanas, no sólo se contradice -a principios de mes dijo a la cadena Fox News que EEUU debería acoger a más refugiados por razones “humanitarias”– sino que también omite que, bajo la política actual, los refugiados son sometidos a un riguroso proceso de selección.

Desde que lanzó su candidatura en junio pasado, Trump ha prometido mano dura contra losinmigrantes indocumentados, con la construcción de un muro en toda la frontera sur y la deportación masiva de todo extranjero “sin papeles”.

Presionado sobre detalles, dijo recientemente que expulsaría a los once millones de indocumentados en un plazo de 18 a 24 meses, si gana la presidencia.

Según cálculos de este diario, esa ambiciosa política de deportación masiva resultaría en la expulsión de al menos 20,000 personas por día para cumplir con ese plazo.

Evangélicos piden más apoyo a refugiados

Desde el comienzo del conflict sirio, EEUU ha autorizado el reasentamiento de unos 1,500 sirios en suelo estadounidense pero, ante la creciente convulsión social y política en Medio Oriente, se ha comprometido a aceptar a unos 10,000 refugiados de Siria el próximo año.

Sin embargo, varios líderes demócratas, grupos pro-inmigrantes y activistas defensores de los derechos humanos consideran que EEUU aún puede aceptar a más refugiados, tomando en cuenta que el conflicto civil en Siria se ha cobrado la vida de al menos 250,000 personas.

La coalición “Evangelical Immigration Table”, que representa a nueve grupos evangélicos y cristianos a nivel nacional, envió hoy una carta a los senadores Charles Schumer, demócrata de Nueva York, y Jeff Sessions, republicano de Alabama, instando al Congreso permita el ingreso de más refugiados en EEUU.

En la misiva, los líderes religiosos criticaron que EEUU ha reducido el número de refugiados a aproximadamente entre 60,000 y 70,000 al año, en comparación con los más de 200,000 en 1980, y destacaron que ante la crisis actual, EEUU tiene el deber de hacer más.

“El reasentamiento en EEUU desde luego no es la única ni la principal solución a esta crisis, pero mientras los países vecinos en Medio Oriente han aceptado a millones y aliados europeos como Alemania se han comprometido a recibir a hasta 800,000 de quienes buscan asilo, instamos a nuestro gobierno a que también haga más”, aumentando la cuota de refugiados en el próximo año fiscal, urgió la carta.

Escalada del conflicto en Siria

Según Trump, los ataques aéreos de Rusia en Siria sólo demuestran el poco respeto que el presidente ruso, Vladimir Putin, le tiene al presidente Barack Obama.

Varios senadores demócratas, entre ellos Ben Cardin, han criticado la intervención rusa en el conflicto, por considerar que solo agrava la inestabilidad en la zona, y el Senado realizó una audiencia esta semana sobre el papel de EEUU para atenuar la crisis humanitaria.

Rusia insiste en que los bombardeos están dirigidos  al grupo islámico ISIS,  y no a grupos rebeldes opuestos al régimen de Bashar al-Assad y que gozan del apoyo de EEUU.

Lo cierto es que los ataques de Rusia, sumados a las misiones de combate de EEUU, el Reino Unido y Francia, han aumentado la inestabilidad en Siria,  provocando el desplazamiento de unos cuatro millones de personas.

En lo que va de 2015, más de medio millón de personas han cruzado el Mediterráneo rumbo al continente europeo en busca de refugio, la mayoría proveniente de Siria.

FUENTE