Empleos-EEUU-raccoon-knows

La marcha de la economía estadounidense ha permitido que en el mes de junio se creen223,000 nuevos empleos en el país. Es una cifra que queda por debajo de unas previsiones algo más optimistas por parte de los economistas y que deja la tasa de desempleo en el 5.3%. En el caso de la población hispana, el desempleo es del 6.6%, apenas un 0.1 punto porcentual por debajo del registrado en mayo.

Pese a que por 57 mes consecutivo se crea empleo, el informe del Departamento de Trabajo, cuya publicación se adelantó a esta mañana porque el viernes es festivo, muestra debilidades y ello decepcionó a mercados y economistas. ¿Por qué?Por un lado, porque en muy buena medida la tasa de desempleo ha caído porque la población activa se ha reducido a niveles de finales de 1977. La población activa es el conjunto de personas que trabajan o buscan empleo, es decir, que hay menos personas sobre las que calcular la tasa y esa mala razón ha contribuido ha rebajar el porcentaje de desempleados .

El mes pasado la población activa se redujo en 432,000 personas, casi como en mayo, es decir que hay un 0.3% menos de personas dispuestas a trabajar o animadas a buscar un empleo.Por otro lado, el departamento de empleo revisó a la baja las cifras de creación de puestos de trabajo de meses anteriores y mayo ahora es menos robusto de lo que inicialmente se calculó. En abril se crearon 187,000 puestos y en mayo 254, es decir, 60,000 menos de los que se habían tabulado hace un mes. En los últimos tres meses el promedio de empleos creados llegó a 221,000.El otro dato que enfría el optimismo es el que más afecta a los trabajadores: el bolsillo. No hay cambios.

No hay mejoras reales. El promedio de ganancias por horas no subió y quedó en $24.95 y para los trabajadores en líneas de producción o los que no tienen un trabajo de supervisión apenas se elevó dos centavos. Las ganancias anuales quedan solo ligeramente por encima de la inflación registrada por lo que la capacidad adquisitiva de los trabajadores apenas se mueve pese a que EEUU lleva seis años en recuperación económica.Por sectores, los que más trabajadores añadieron a sus filas son los servicios profesionales y negocios, la sanidad, las ventas al por menor, las actividades financieras y el transporte y almacenamiento de mercancías.

La minería, que engloba las actividades petroleras, siguió destruyendo empleo aunque a menor ritmo que en meses anteriores y la construcción, industria y el gobierno apenas añadieron puestos de trabajo.

FUENTE