robert-malley-restrinciones en visa USA-lucha contra ISIS-raccoon-knows

La Casa Blanca anunció este lunes nuevas medidas en su campaña contra el terrorismo, incluyendo prácticas que harán más restringido el programa de exención de visas, además del nombramiento de un nuevo asesor de primer nivel para el presidente Barack Obama: Robert Malley, quien se enfocará únicamente en la lucha contra ISIS.

Estos anuncios se presentan mientras Obama está de visita en París, a días de que un ataque terrorista en la capital de Francia dejara 130 personas muertas; el territorio parisino será la sede de una reunión sobre el cambio climático esta semana.

Si bien Obama busca asegurar un acuerdo climático histórico para reducir las emisiones de carbono -una parte clave de su legado-, la amenaza global de ISIS ha tomado el escenario principal.

“Somos conscientes de que nuestra campaña global para degradar y en última instancia destruir a ISIS tiene una residencia especial en esta ciudad”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest a los reporteros antes de dar a conocer las acciones que tomará la Casa Blanca.

El programa de exención de visado (que facilita a los ciudadanos extranjeros de unos 38 países socios, viajar a Estados Unidos sin visa y con un mínimo de vigilancia) estuvo bajo la lupa y un fuerte escrutinio en medio de preocupaciones sobre la posibilidad de que podrían ser usadas como una forma para que entren los yihadistas radicales al territorio estadounidense.

Al menos 19 millones de personas entran anualmente a Estados Unidos gracias a este programa.

Según la Casa Blanca, el Departamento de Seguridad Interior comenzará a revisar y recolectar información de los viajeros “que pudieran llegar a cualquier país que pueda ser considerado un resguardo para terroristas”, y también identificará posibles programas pilotos que incrementen efectivamente la seguridad a través del uso de las huellas digitales o fotografías.

El Departamento de Seguridad Interior y el Buró Federal de Investigación también ofrecerán ayuda a los países socios para “facilitar de mejor manera la información compartida”, incluyendo apoyo en la revisión de los refugiados o personas que busquen asilo.

Integrantes de la Casa de Representantes de Estados Unidos y del Senado expresaron su preocupación sobre el programa de exención de visas como un elemento débil en el sistema de seguridad estadounidense, especialmente después de los ataques en París.

Josh Earnest urgió al Congreso a que apruebe una legislación para hacer más estricto el programa de exención de visado antes de que tomen su receso de diciembre.

El líder de la mayoría en la Casa de Representantes Kevin McCarthy anunció que el grupo de legisladores contra el terrorismo se reunirá el martes para discutir posibles cambios al programa de visado, agregando que espera que se pueda votar sobre una reforma al programa antes de que termine 2015.

FUENTE