ISIS-Estado-Islamico-Toyota-raccoon-knows

Las camionetas polvorientas atestadas de militantes fuertemente armados del autodenominado Estado Islámico ISIS  son comunes en las imágenes de propaganda difundidas por el grupo extremista. También que el vehículo tenga un enorme “Toyota” en la parte trasera.

Pero, ¿por qué han optado por este tipo de camionetas? Y, sobre todo, ¿cómo las ha conseguido?

Eso último se pregunta el gobierno de Estados Unidos que, a través del Departamento del Tesoro, ha contactado con la compañía japonesa para solicitarle información al respecto.

Otros grupos insurgentes en la región también utilizan camionetas Toyota.

El fabricante de automóviles dice desconocer la respuesta. Pero, según le indicó un portavoz a BBC Mundo, están cooperando con las autoridades estadounidenses.

“Toyota tiene una estricta política de no vender vehículos a posibles compradores que puedan utilizarlos o modificarlos para actividades paramilitares o terroristas“, le dijo a BBC Mundo Ed Lewis, un portavoz de Toyota en EE.UU.

“Estamos comprometidos con el cumplimiento pleno de las leyes y reglamentos de cada país o región donde operamos, y requerimos a nuestros concesionarios y distribuidores hacer lo mismo”, aseguró.

 

“Compromiso con la ley”

Toyota también aseguró que la compañía cuenta con procedimientos y compromisos contractuales para tratar de prevenir que sus productos sean desviados para uso militar no autorizado.

No obstante defendió que “es imposible para cualquier fabricante de automóviles controlar los canales indirectos o ilegales a través de los que los vehículos pueden ser sustraídos, robados o revendidos por terceras partes independientes”.

Toyota tiene protocolos para evitar que sus vehículos acaben en manos de “paramilitares o terroristas” pero dice que es “imposible” controlar los “canales indirectos” o “ilegales” de acceso a los vehículos.

En los videos difundidos por los extremistas también aparecen vehículos de otras marcas, por ejemplo, Kia o Hyundai, aunque de momento sólo ha trascendido el requerimiento de información a Toyota.

Y el Departamento del Tesoro declinó hacer comentarios “sobre la posible participación de empresas privadas específicas”.

 

Un funcionario de ese departamento, sin embargo, le dijo a BBC Mundo que “en línea con el trabajo que realizamos para entender las actividades financieras y económicas de EI, estamos trabajando en estrecha colaboración con socios extranjeros y grupos de interés en todo el mundo”.

Y el representante de Toyota indicó que su colaboración con el Tesoro es parte de una investigación más amplia sobre las cadenas de suministro internacionales y el flujo de capitales y mercancías en Oriente Medio.

Popular entre milicias

Los dos modelos del fabricante japonés que suelen utilizar los yihadistas son lascamionetas Hilux y Land Cruiser.

Peshmerga

En Irak, los Peshmerga, las milicias del gobierno regional kurdo, se sumaron a la lucha contra el EI.

Este tipo de vehículo se ha convertido en uno de los predilectos de las milicias en todo el mundo.

 

Es resistente y versátil, y los combatientes suelen utilizar su parte trasera –abierta– para montar ametralladoras o armas pesadas.

En manos yihadistas

Las teorías sobre cómo acabaron en manos de los militantes del EI son variadas.

La revista Fortune señala que pueden ser camionetas que hayan tomado degrupos rebeldes sirios que se oponen al gobierno de Bashar al Asad, y que han recibido ayuda de Estados Unidos.

 

EI se hizo además con valioso equipo militar estadounidense del ejército iraquí –incluidos tanques y puede que camionetas Toyota– cuando tomaron el control de la ciudad de Mosul en 2014.

Free Syrian Army

Miembros del Ejército de Liberación Sirio, un grupo rebelde que lucha por la retirada del presidente Bashar Al Asad inspeccionan un arma instalada en la parte trasera de la camioneta.

Las ventas de Toyota en Oriente Medio aumentaron un 11% de 2013 a 2014,uno de los crecimientos regionales más rápidos experimentados por la marca.

La publicación señala además que puede que “intermediarios” hayan comprado los vehículos para vendérselos por la puerta trasera a los yihadistas.

Medidas en Oriente Medio

La organización sin ánimo de lucro Proyecto para Combatir el Extremismo, liderada por el exembajador ante la ONU de EE.UU., Mark Wallace, ya había advertido a la compañía que habían detectado un incremento del uso de estos vehículos por parte de grupos extremistas e inició una campaña en internet para que tome medidas.

“Toyota debe primero investigar y aclarar cómo se hicieron con estas camionetas, y tomar las medidas oportunas para garantizar que los individuos responsables no tengan acceso a Toyota ni a sus distribuidores”, indicó Wallace en declaraciones a BBC Mundo.

El exembajador reconoció que la compañía japonesa “ha tenido sus medidas pero durante ese tiempo EI ha logrado tener un gran número camiones nuevos y seminuevos de Toyota“.

Combatientes kurdos peshmerga

Algunas organizaciones piden que se investigue y aclare cómo consiguieron los yihadistas los vehículos y que se tomen medidas. (En la imagen combatientes kurdos).

“Toyota debería actualizar sus políticas para asegurar que sus vehículos no se utilizan de forma masiva por destacados grupos terroristas”, agregó.

A pesar de la buena disposición de la compañía para colaborar con el gobierno estadounidense facilitando información y de que no es la única marca de vehículos que se puede identificar en las imágenes propagandísticas está por ver el impacto que tendrá en las ventas de la casa.