frontera-mexico-eeuu-raccoon-knows

La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos está enviando 150 hombres adicionales al Valle del Río Grande en el sur de Texas, pues según informaron las autoridades hay aumento en el número de niños y familias indocumentados que intentan cruzar a Estados Unidos desde México.

En octubre, 46.195 personas fueron detenidas en la frontera, en comparación con 39.501 en septiembre y 37.048 en agosto, dijo el jefe del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, en un comunicado a principios de esta semana.

“Como resultado, actualmente hay alrededor de 41.000 personas en nuestras instalaciones de detención de inmigrantes – típicamente, el número en detención de inmigración fluctúa entre 31.000 y 34.000”, dijo.

Los agentes adicionales están siendo asignados a trabajar en los centros de procesamiento de inmigrantes en McAllen y Weslaco, dijo el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza en un comunicado de prensa. La medida debería liberar a los agentes locales que estén más familiarizados con la región, dijo la agencia.

Los policías adicionales vienen de las áreas de Tucson, Arizona; San Diego; Y Del Río, Texas. Se espera que lleguen hacia este domingo y probablemente permanecerán en el sur de Texas por lo menos dos meses, dijo Chris Cabrera con el Consejo Nacional de Patrulla Fronteriza.

Esa parte de Texas fue lugar de una oleada de niños y familias no acompañados e indocumentados en el verano de 2014, muchos de ellos de Honduras, Guatemala y otras naciones centroamericanas.

Los menores no acompañados han estado caminando a los Estados Unidos en un número cada vez mayor desde 2012, según el Instituto de Políticas Migratorias.

Johnson dijo que la Agencia de Inmigración y Aduanas está buscando un espacio de detención adicional para que los adultos solteros puedan ser devueltos rápidamente a sus países de origen.

“Aquellos que intenten ingresar a nuestro país sin autorización deben saber que, de acuerdo con nuestras leyes y nuestros valores, debemos y les enviaremos de vuelta”, dijo Johnson. “Una vez más, animo a los migrantes y a sus familias a que sigan los diversos caminos seguros y legales disponibles para aquellos que necesitan protección humanitaria en los Estados Unidos”.

FUENTE