Bombardeos-ISIS-EEUU-Israel-RACCOON KNOWS

Estados Unidos ha adoptado una táctica israelí en su lucha contra ISIS: hacer explotar un misil por encima de un edificio para advertir a la población civil en el interior que está a punto de ser bombardeado.

Las fuerzas israelíes han utilizado ampliamente este tipo de operaciones en los ataques en Gaza en los últimos años para tratar de advertir a los civiles antes de que se vean afectados.

El general Peter E. Gersten, comandante adjunto para operaciones e inteligencia de la operación contra ISIS, hizo la primera referencia a esta táctica en una rueda de prensa el martes.

Gersten describió un ataque contra un centro financiero de ISIS el 5 de abril en el sur de Mosul, Iraq. EE.UU. había estado vigilando de cerca la casa de un operativo financiero del grupo terrorista, según Gersten.

“Lo vimos entrar y salir de su casa, vimos sus suministros, vimos la seguridad en la que estaba envuelto. Y también vimos de vez en cuando a una mujer y a sus hijos dentro y fuera de los cuartos”.

Usando aviones de reconocimiento para vigilar, luego se comenzó a formular un plan -dijo Gersten- para que las mujeres, los niños y otros civiles salieran del edificio.

“Lanzamos una ráfaga que no dañaría el edificio para asegurarnos de que ella y los niños estaban fuera”, relató. “Y luego se procedió con las operaciones”.

Gersten reconoció la influencia de Israel, pero no especificó si el ejército israelí había informado formalmente a los comandantes sobre cómo hacer este tipo de operaciones.

Dijo: “Sin duda hemos visto y observado su procedimiento”.

Gersten dijo que también se han dejado caer folletos para advertir de un ataque próximo. En algunas operaciones israelíes, se han hecho llamadas telefónicas a las casas a punto de ser bombardeadas.

En cuanto al bombardeo en específico del que informó Gersten, dijo que pudieron ver a la mujer “salir por sí misma del edificio”.

“La vimos salir del edificio. Y empezamos el bombardeo”.

Pero entonces, dijo, ella corrió hacia atrás en el edificio.

Era “muy difícil para nosotros ver, y fue en los últimos segundos del impacto real”, recordó Gersten.

FUENTE