Apuñalan-hombre-Queens-MS-13-Raccoonknows.jpg

 

Al continar su campaña para desmantelar a la pandilla “MS-13”, el fiscal general, Jeff Sessions, dijo este lunes que el Departamento Justicia desplegará contra ese grupo delictivo las mismas armas que usó contra Al Capone y que utiliza contra narcotraficantes y el crimen organizado.

“La MS-13 amenaza la vida y bienestar de cada familia y cada vecindario que infesta”, y por eso el Departamento de Justicia la ha designado formalmente como una prioridad”, dijo Sessions  ante la conferencia anual de la Asociación International de Jefes de Policía (IACP) en Filadelfia (Pensilvania).

La llamada “Mara Salvatrucha”  será a partir de ahora una prioridad de los diversos grupos de trabajo encargados de combatir a los “narcos” y el crimen organizado, lo que permitirá que el gobierno pueda enjuiciar a presuntos pandilleros por la violación de las leyes federales que rigen la tenencia de armas, el pago de impuestos y el crimen organizado.

El objetivo, según Sessions, es desmantelar a la “MS-13”, que el gobierno considera como una de las pandillas más peligrosas en Estados Unidos.

De esta forma, las autoridades de agencias como la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), y el Servicio de Rentas Internas (IRS), entre otras otras, podrán perseguir a la “MS-13” con el mismo vigor con que combaten a los narcotraficantes “ a los más altos niveles”, dijo Sessions.

“Así como quitamos a Al Capone de las calles con nuestras leyes tributarias, usaremos las leyes que tengamos utilizar para quitar a la MS-13 de nuestras calles”, prometió Sessions.

El fiscal general se refirió al mafioso de origen italiano que adquirió notoriedad por sus actividades ilícitas durante la “era de la Prohibición” (1920-1933), que sancionó la producción, distribución y venta de alcohol. Capone lideró una poderosa y violenta organización en Chicago (Illinois), y finalmente fue enjuiciado y encarcelado en 1931 por evasión de impuestos.

La nueva misión del Departamento de Justicia contra la “MS-13” se enmarca en las órdenes emitidas por el presidente Donald Trump para respaldar a las fuerzas del orden, reducir las tasas de criminalidad en EEUU, y desmantelar a las organizaciones criminales trasnacionales, explicó Sessions.

La “MS-13”, con sede en El Salvador,  es “la más brutal” de las pandillas internacionales implicadas en el narcotráfico, según Sessions.  El grupo delictivo se extiende por toda Centroamérica, Europa, 40 estados de EEUU -tiene una fuerte presencia en Los Angeles (California), y en el área de la capital estadounidense, según el Departamento de Justicia.

La pandilla tiene más de 40,000 miembros en todo el mundo, de los cuales 10,000 residen en EEUU, y está implicada en violaciones, robos, extorsiones y asesinatos, dejando una estela de “miseria, devastación y muerte”, aseguró Sessions.

Asimismo, el fiscal general destacó la importancia de estrechar la colaboración internacional en la lucha contra la “MS-13”, y reiteró que tan solo el mes pasado, el Departamento de Justicia y sus pares en El Salvador, Guatemala, y Honduras, anunciaron cargos criminales contra más de 3,800 pandilleros en EEUU y Centroamérica, como parte de la llamada “Operación Escudo”.

En  julio pasado, el Departamento de Justicia anunció el desmantelamiento de “AlphaBay”, un negocio de narcotráfico que operaba una página web con más de 200,000 ventas de estupefacientes y que fue responsabilizado por “incontables” sobredosis de opiáceos en todo el mundo, incluyendo la trágica muerte de una adolescente en Utah.

Sin mencionarlo por nombre, Sessions volvió a sugerir que por culpa de la administración del presidente Barack Obama (2009-2017), el país ha registrado un alza de más del 20% en la tasa de asesinatos en los últimos dos años y un aumento de casi el 7% en la tasa de crímenes violentos.

Para corregir la baja en la contratación de policías, el Departamento de Justicia destinará tres millones de dólares al “Programa de Desarrollo de Vigilancia Comunitaria”, para que las agencias policiales locales y estatales tengan mejores herramientas y capacitación para combatir el crimen en sus comunidades, informó Sessions.

Fuente