Washington.- La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ha desperdiciado millones de dólares al deportar a inmigrantes indocumentados en vuelos casi vacíos desde 2010, según una reciente auditoría.

El informe de la Oficina del Inspector General (OIG) evaluó de forma aleatoria un total de 7,455 vuelos de ICE Air entre octubre de 2010 y marzo de 2014, y determinó que ICE pudo haberle ahorrado hasta $41,1 millones al gobierno federal si hubiese mejorado la eficacia de su programa de vuelos.

Según la auditoría, ICE Air trasladó a sus países de origen a 930,435 indocumentados durante el período analizado, en el que gastó cerca de $598 millones para sus operaciones, de los cuales $464 millones fueron para costear vuelos fletados.

El análisis señaló que ICE Air gastó $116 millones en vuelos que llevaban asientos vacíos en un 20%, y cerca de 2,121 vuelos operaron por debajo del 80% de su capacidad.

En total, 711,945 indocumentados fueron trasladados a sus países de origen y los 218,490 restantes fueron distribuidos a otras oficinas de ICE por falta de camas o la situación particular de los detenidos.

ICE rechaza críticas

Consultada por este diario, la oficina de ICE dijo rechazó hoy las conclusiones del informe y las consideró injustas, tomando en cuenta que la auditoría se realizó mientras la agencia ponía en marcha un plan para una extensa consolidación precisamente para mejorar la eficiencia del programa de vuelos.

La agencia rechaza enérgicamente que el informe haya usado asientos vacíos para medir la eficiencia de los vuelos, principalmente porque el retrasar la deportación de individuos para poder llenar esos asientos provoca más gastos secundarios que pueden exceder el costo de esos asientos”, explicó ICE.

Según la agencia federal, el costo promedio para la detención de un solo indocumentado es de $122 al día, mientras que para las familias el costo promedio supera los $300 por día.

En base a esas cifras, la continua detención de un individuo hasta esperar a llenar los vuelos supondría un mayor gasto para el gobierno que el vuelo en sí, argumentó.

Otro factor tiene que ver que un dictamen del Tribunal Supremo, en el caso “Zadvydas v. Davis”, que restringe el tiempo de detención de un indocumentado bajo custodia de ICE y con órdenes de deportación.

No obstante, ICE sí aceptó las recomendaciones del informe y, según la agencia federal, ya ha comenzado a ponerlas en vigor.

“ICE Air ha logrado grandes avances para mejorar su manejo de personal, capacitación, integridad de los datos, y la gestión y modernización de sus sistemas”, puntualizó ICE.

  Vuelos para deportados

Con sede en Mesa (Arizona), la oficina ICE Air Operations está a cargo de la deportación de los indocumentados que, dependiendo de su estatus criminal, situación familiar y país de origen, son trasladados en vuelos fletados o vuelos comerciales.

ICE Air paga, en promedio, $8,419 por hora para cada vuelo fletado, sin importar cuántos pasajeros viajan a bordo, según el informe.

En general, ICE Air tiene cuatro contratos que proveen ocho aviones para vuelos rutinarios, cada uno con una capacidad máxima de 135 pasajeros.

También utiliza vuelos fletados para viajes menos frecuentes a Europa, África y Asia, y recurre a vuelos especiales para detenidos con ciertas condiciones médicas o para indocumentados “de alto perfil”.

FUENTE