Grasas-artificiales-grasas-trans-raccoon-knows

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) anunció este martes que prohibirá completamente el uso de las grasas artificiales “trans” en todo el país en un período de tres años.

La medida ha sido aplaudida por médicos y expertos en salud pública, debido a que por muchos años los alimentos procesados que contienen grasas “trans” han sido considerados la principal causa del aumento de la concentración de colesterol “malo”(LDL) en la sangre, lo que se ha traducido en altas tasas de obesidad y padecimientos cardiovasculares entre la población estadounidense.“Se espera que esta acción reduzca las enfermedades del corazón y prevenga miles de ataques cardíacos fatales cada año “, dijo el doctor Stephen Ostroff, comisionado interino de la FDA.

La medida anunciada por el Gobierno federal dará a los fabricantes de alimentos un periodo de tres años para eliminar completamente los aceites parcialmente hidrogenados de sus productos.“Los aceites parcialmente hidrogenados, una fuente de grasas ‘trans’ artificiales en comida procesada, no serán reconocidos generalmente como seguros para su uso en la alimentación humana “, informó la FDA en un comunicado.

¿Qué son las grasas “trans”?

Las grasas “trans” se forman mediante el proceso de hidrogenación de ácidos grasos de los aceites (grasas líquidas) con el fin de solidificarlos. Esto les proporciona una mayor estabilidad, durabilidad, textura y sabor, lo que permite un mejor manejo para su uso en alimentación industrial. Un ejemplo de ello es la hidrogenación del aceite vegetal líquido, para la fabricación de margarinas.

Sin embargo, las “trans” son consideradas más peligrosas incluso que las grasas saturadas y por ello su uso se ha ido reduciendo considerablemente en todo el país desde el 2003. En el año 2006, el Gobierno comenzó a exigir a los fabricantes de alimentos incluir información sobre el contenido de grasas trans en la etiqueta de información nutricional de sus productos.La FDA recomienda a los consumidores consultar la lista de ingredientes de un alimento para saber si un producto contiene o no aceites parcialmente hidrogenados. Actualmente, los alimentos pueden decir en la etiqueta que tienen “0” gramos de grasa “trans” si contienen menos de 0.5 gramos de esas grasas por porción, incluyendo los aceites parcialmente hidrogenados.

Según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, el consumo de grasas “trans” debe representar menos del 1% de las calorías diarias ingeridas.Por su parte, el Instituto de Medicina de EEUU recomienda que el consumo de grasas “trans” sea lo más bajo posible, mientras se mantiene una dieta nutricionalmente adecuada.“Los estudios muestran que la dieta y la nutrición juegan un papel clave en la prevención de problemas de salud crónicos, como las enfermedades cardiovasculares y la acción de hoy va de la mano con otras iniciativas de la FDA para mejorar la salud de los estadounidenses “, dijo Susan Mayne, directora del Centro para la Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada de la FDA.La FDA considera que el período de tres años impuesto será más que suficiente para que las empresas que usan este tipo de grasas las eliminen finalmente, ya que el progreso en su retirada ha sido satisfactorio en los últimos años.Entre 2003 y 2012, según informó la FDA, el uso de grasas “trans” se redujo un 78% en EEUU, uno de los países desarrollados con mayores problemas de obesidad, enfermedades del corazón y diabetes.

FUENTE