Lindsay Lohan-Egor Tarabasov-Raccoonknows.jpg

 

Varios agentes de policía se personaron en el piso que la actriz Lindsay Lohan comparte en Londres con su actual novio, Egor Tarabasov, en la madrugada del pasado sábado después de que los vecinos de la intérprete alertaran de un caso de violencia verbal entre la pareja, del que el diario británico The Sun ha llegado incluso a publicar un video que muestra a la artista pidiendo ayuda a gritos desde el balcón.

En la grabación, se puede ver a Lindsay acusando a su todavía compañero sentimental de haberla intentado “estrangular” y exigiéndole que abandonara la propiedad cuanto antes. “Ayuda, ayuda, por favor, me ha intentado estrangular y casi me mata. Vete ahora mismo de mi casa. No se te ocurra volverlo a hacer. Estás loco, estás enfermo y necesitas ayuda”.

La policía llegó al lugar de los hechos diez minutos más tarde y tuvo que forzar la puerta para poder acceder a la vivienda, pero el piso ya se encontraba vacío. Según un portavoz de las fuerzas de seguridad del área metropolitana de la capital británica, horas después tanto Lindsay como Egor fueron localizados en perfectas condiciones.

“Los agentes hicieron acto de presencia en la zona tras recibir llamadas de varios vecinos preocupados por un altercado doméstico que se estaba produciendo en la calle. Tuvieron que forzar la puerta para poder entrar en la casa. No había nadie dentro, pero se llevaron a cabo las investigaciones oportunas para hallar a sus ocupantes y estos fueron encontrados sanos y salvos”, reza el comunicado emitido por la policía metropolitana.

Varios de los residentes de la zona declararon posteriormente al diario The Sun que el incidente les había sorprendido en mitad de la noche y que había perturbado la tranquilidad de una zona de la ciudad, el exclusivo distrito de Knightsbridge, poco acostumbrada a disputas de este tipo.

“En mi casa todos nos levantamos alterados y acabamos muy preocupados por el bienestar de la chica, que no paraba de gritar. Parecía que algo muy grave estaba pasando. Al rato llegaron varios coches de policía y todos los vecinos estaban ya asomados desde sus ventanas para enterarse de qué había pasado”, aseguró uno de los testigos.

Durante el fin de semana, Lindsay hizo uso de su cuenta de Instagram para arremeter contra su todavía pareja, acusándole de haberle sido infiel con varias “prostitutas rusas”, aunque la publicación fue borrada de su perfil en cuestión de minutos.

Fuente