Jimy Morales-Guatemala-Presidnete-RACCOON KNOWS

Este jueves toma posesión en Guatemala el presidente electo Jimmy Morales, quien recibirá el mando de su predecesor Alejandro Maldonado Aguirre que gobierna ese país desde septiembre de 2015 luego de un devastador escándalo de corrupción que sacudió al país.

Alejandro Maldonado, vicepresidente de Guatemala, fue nombrado como presidente interino después de que el entonces presidente Otto Pérez Molina renunciara a su cargo en medio de acusaciones de corrupción y mientras se posesionaba el electo Jimmy Morales.

Maldonado se dirigió los guatemaltecos en un corto mensaje difundido en redes sociales donde subrayó su plan de austeridad para gobernar durante 4 meses tras la salida del presidente Otto Pérez Molina.

“Traté de hacer mi tarea sin el acompañamiento de propaganda oficial, a un costo que insultaría las grandes necesidades del pueblo que no tenía ni para pagarse las medicinas”, dijo Maldonado.

“Mis aciertos, si los tuve, no son virtudes sino obligaciones. De todo aquello en lo que estuve equivocado, pido a mis compatriotas su exculpación por el beneficio de la buena fe”, añadió.

El presidente Jimmy Morales— exactor y comediante de 46 años— electo por el Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación),derrotó en segunda a Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza, con un 67,44 % de los votos, frente al 32,56 %. Hubo una abstención de 46 %.

Morales es el presidente número 50 de Guatemala y el octavo elegido popularmente en la era democrática que comenzó en 1985.

El nuevo mandatario recibe una Guatemala azotada por uno de los escándalos de corrupción más grandes de su historia reciente que le costó el puesto al presidente y a la vicepresidenta de la República.

Otto Pérez Molina permanece en prisión preventiva a la espera de una decisión judicial acusado de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera, según la Fiscalía de ese país. Tanto él como su vicepresidenta Roxana Baldetti,también en prisión por el caso de aduanas, se declararon inocentes.

Morales fue el candidato sorpresa del proceso electoral guatemalteco.

Hasta antes de junio de 2015, Morales no figuraba entre los favoritos. Sin embargo, la crisis política desatada por el escándalo de fraude aduanero hizo que la población manifestara su desconfianza a lo que denominan los políticos tradicionales.

De ahí en adelante, Morales experimentó un ascenso que culminó con su pase a la segunda ronda electoral por delante de otros favoritos Manuel Baldizón, Alejandro Simbaldi y Sandra Torres, su contrincante en la segunda vuelta.

Esa subida, para algunos, se debe a que representa la denominada “antipolítica” ante otras opciones.

A Morales le espera un arduo trabajo en materia fiscal y económica, ya que, según dicen expertos como Claudia García, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, recibirá un Estado desfinanciado y con poco margen de maniobra.

“Necesita demostrar que tiene la capacidad de recobrar la moral tributaria para que el contribuyente pague. Que se pueda incrementar la recaudación tributaria y ahí tener disponibilidad para poder implementar sus planes, sus políticas y cualquiera que sea su plan de gobierno”, dijo García a CNN.

Por su parte, Eduardo Stein, exvicepresidente de Guatemala, le dijo a CNN que Morales “necesita convertir ese sentimiento de auditoría y reclamo ciudadano por acciones concretas desde un primer momento, incluso antes de que le pongan la banda presidencial”.

A esta ceremonia de traspaso presidencial asistieron varias delegaciones internacionales, entre las que se destacan Salvador Sánchez Cercén, presidente de El Salvador; Luis Guillermo Solis, presidente de Costa Rica, delegados de otros países de la región y la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

FUENTE