BOCEL

SANTIAGO. El gerente general del Grupo BOCEL, Christian Reynoso reveló que esa empresa deja de vender mensualmente a Haití alrededor de un millón de dólares desde que se impuso la veda a la harina en esa nación, porque supuestamente la misma contenía sustancia de bromato de potasio, lo cual afirmó no es cierto.

Asimismo, Reynoso declaró que las relaciones comerciales de esa empresa con Haití serán reiniciadas en las próximas semanas, ya que cuentan con todas las documentaciones pertinentes y las nuevas normas arancelarias que se aplican en el vecino país.

Durante una conferencia de prensa en las instalaciones de BOCEL en el kilómetro tres y medio de la carretera que comunica a Santiago con Licey al Medio, los principales ejecutivos garantizaron que todos sus productos cumplen con las normas sanitarias y de calidad.

Reynoso informó también que anualmente procesan 130 mil toneladas de trigo y que además del mercado nacional, suplen sus productos a 15 naciones del Caribe y de América Latina. En cuanto a las medidas que tomó el gobierno de Haití para impedir la entrada de la harina procedente de República Dominicana, declaró que están en todo su derecho.

No obstante, reiteró que las harinas que comercializa el grupo BOCEL desde febrero del año 2009 están libres de bromato de potasio en un 100 por ciento.

Dijo que el Grupo BOCEL cubre entre un 5 y un 6% de la demanda de harinas del vecino país.

Señaló que la empresa cuenta con el permiso sanitario ambiental y que todos sus productos cuentan con los certificados del ministerio de Salud Pública, además de que están en proceso de obtener la certificación de muestras del Instituto Dominicano de Calidad (INDOCAL) para certificar el no uso de bromato de potasio.

También, Reynoso informó BOCEL ampliará su capacidad productiva en su molino, con una nueva inversión en maquinaria de más avanzada tecnología, que permitirá aumentar un 40% su producción anual.

FUENTE