El iPhone 6S será un poco más grueso que el actual

Hay una cosa que a Apple le encanta hacer con cada nuevo iPhone que lanza, y eso es reducir su grosor todo lo posible. Por supuesto llegará un momento en que la compañía no va a poder hacerlos más finos… ¿o acaso ya han llegado a ese punto?

De acuerdo con una web alemana especializada en temas relacionados al smartphone de Apple, puede que la compañía efectivamente se haya encontrado con un obstáculo en su camino. Se dice que la nueva generación de iPhones no va a ser más fina que la actual, sino al contrario, los dispositivos serán un poco más gruesos.

Según lo reportado, el iPhone 6S tendrá un grosor de 0,2 mm mayor en comparación con el grosor del iPhone 6. En pocas palabras, se trata de una diferencia mínima y que prácticamente nadie notará. Lo bueno de todo esto es que las carcasas y TPUs al parecer seguirán siendo compatibles con los nuevos modelos, a no ser por algún caso particular en que ya sean extremadamente ajustadas.

El experto en Apple de KGI Securities, el analista Ming-Chi Kuo, anteriormente ya había indicado que los nuevos iPhones van a ser ligeramente más gruesos, aunque él dijo que el grosor incrementaría en 0,13 mm, mientras que este reporte de Alemania habla de 0,2 mm. Sea como sea, parece que al final el nuevo dispositivo sí será un poco más grueso.

¿Y qué razón hay para aumentar el grosor? Pues aparentemente ha tenido que ver con la tecnología Force Touch que ha sido integrada en la pantalla de los nuevos iPhones 6S y 6S Plus.

Nada de esto fue confirmado por Apple aún, pero suponemos que en unas dos semanas cuando se realice la presentación vamos a poder salir de dudas. Mientras tanto no se puede hacer mucho más que esperar.

FUENTE