image

 

Como maquillista, me ha tocado estar en muchas bodas y conocer a muchas novias de diferentes razas y clases sociales y, sorprendentemente, todas suelen cometer los mismos errores.

Sin importar qué tan grande o pequeña sea tu ceremonia, tienes que verte lo más bella posible, ya que serás el centro de atención. Por esa razón te comparto estos simples consejos que te ahorrarán estrés y lágrimas en tu boda.

Invierte en una maquillista con experiencia. Muchas novias tienden a gastar miles de dólares en la fiesta, pero escatiman en lo que a maquillaje se refiere. Prefieren que las maquille la prima o la tía para ahorrarse unos cuantos dólares, o buscan en craigslist a la maquillista más barata. Éste es uno de los peores errores que puedes cometer. En primer lugar, porque la prima se sabe maquillar bonito a sí misma, pero lo más seguro es que no sepa manejar el tipo de rostro de otras personas.

En segundo lugar, porque cuando contratas a una maquillista que no conoces, te arriesgas a no recibir el servicio que esperas. Por ejemplo, puede cancelarte el último día o puede hacerte un mal trabajo. Lo mejor que puedes hacer es contratar a una maquillista con experiencia y recomendada.

Hazte una prueba de maquillaje. Si decides contratar a una maquilladora que no conoces, te recomiendo que inviertas en la prueba de maquillaje. De esta manera te asegurarás de que estarás feliz con tu maquillaje y que la persona elegida es la correcta para embellecerte. También te ayudará a organizar tu tiempo mejor, ya que sabrás exactamente cuánto tardará y que productos y colores usará.

Contrata a una maquillista exclusiva para ti. Si la maquillista tiene el tiempo limitado para hacer a muchas personas no te dedicará el tiempo necesario, ya que querrá agarrar el mayor número de clientes posible para ganar más dinero. Esto puede resultar en un maquillaje mal hecho u ocasionar que alguien no alcance a llegar a la ceremonia. Si es tu caso, por lo menos asegúrate de que seas tú como novia, la primera en ser maquillada y que tengas tiempo extra.

Elige el maquillaje adecuado. Seguro querrás que todo combine con tus colores preferidos, pero en cuanto a maquillaje se refiere existe una excepción. No porque el tema de tu boda sea azul, tu maquillaje tiene que ser de ese mismo color. Por favor, evita usar colores vibrantes en las sombras de tus ojos.

El maquillaje de novia ideal es con sombras tonos tierra y neutrales. Si tu evento es de día, te recomendamos un maquillaje muy natural. Y si el evento es de noche, lo mejor es hacerlo un poco más glamuroso agregando tonos más oscuros en la cuenca del párpado y usando pestañas postizas.

Recuerda que sentirte fea el día de tu boda, debido a un maquillaje mal hecho, es algo que quieres evitar. Simplemente te arruinará el día cuando se supone seas la mujer más feliz del planeta. Evítalo siguiendo estos simples consejos.

Fuente