image

 

La piel pálida parece fácil de maquillar, algo así como un lienzo en blanco esperando a su artista, pero no es tan así. El riesgo de elegir mal los colores y parecer un payaso es muy alto, por lo que el make up en pieles pálidas merece una explicación especial. ¡Encuentra aquí los mejores consejos!

Prepara tu piel

La piel ultra blanca tiende a verse seca y a marcar bastante las líneas de expresión, por lo que cuidarla se convierte en fundamental. Nunca dejes de usar protector solar y cremas hidratantes para que luzca elástica y humectada todo el tiempo.

Luego de que la crema o loción hidratante haya penetrado podrás comenzar con el make up. La base debe ser del tono exacto de tu piel para que no se cree el tan odiado color anaranjado en ciertas zonas. Si sientes que la base reseca tu piel, no hay nada mejor que mezclarla con una gota de crema humectante (si es base líquida).

El bronceador y el rubor serán tus nuevos amigos. Considera conseguir un bronceador con brillo de uno o dos tonos más oscuros que tu piel, el cual aplicarás suavemente solo en los puntos más altos de tu rostro, es decir, la frente, los pómulos, las sienes, etc. Para el rubor, selecciona un rosa pálido o melocotón, siempre que sea brillante, y aplícalo en las manzanas de tus mejillas.

Ojos y labios en pieles pálidas

Ahora veamos qué puedes hacer en estas dos áreas centrales de tu rostro.

Para elegir la sombra de ojos, este artículo puede ayudarte: El mejor tono de sombra según el color de ojos.

En general, a todas les quedan bien los rosados, grises, marrones suaves y púrpuras. En cuanto al delineador, a veces el negro es un tanto duro para tu piel, por lo que puedes utilizar muy bien el marrón, que dará el efecto que tanto deseas. Para la máscara de pestañas también vale el mismo consejo, aunque el negro no perjudica tanto y puede quedarte bien. Solo debes probar los tonos que funcionan en ti.

En los labios los colores pálidos no se verán bien, sino que debes buscar los brillantes que no lleguen a ser demasiado audaces o agresivos. Buenas opciones son los rosados, los corales o albaricoques.

Un último consejo de maquillaje para pieles pálidas: Saltea el polvo de fijación.

Fuente