embajador

SD. El acostumbrado almuerzo de la Cámara Americana de Comercio de República Dominicana (AMCHAMDR por sus siglas en inglés) se realizó ayer con fines de festejar el Día de Acción de Gracias que se celebra en Estados Unidos, pero su invitado especial, el embajador de esa nación en el país, James W. Brewster, lo aprovechó para cuestionar los altos de niveles de corrupción que permean a la sociedad dominicana en todos sus estamentos, y pedir acciones para enfrentarla.

“De los que estamos aquí, ¿a quién le han pedido un soborno? ¿Quiénes entre nosotros conocen a alguien que haya recibido un contrato sin haber agotado el proceso debido de licitación? ¿Cuáles de nosotros conocemos a un político que haya sustraído fondos públicos? ¿Quiénes aquí conocen a algún juez que haya recibido un soborno para soltar a algún preso antes de tiempo?”, cuestionó a los empresarios que disfrutaban de un dulce postre en ese momento.

Mientras algunas cabezas asentían, otras volteaban para ver alrededor, en tanto, que Brewster continuaba preguntando: “¿Qué hemos hecho al respecto? No basta quejarse, tenemos que hacer algo”.

Contó el horror que sintió cuando, durante la visita de unos amigos inversionistas, éstos le contaron que policías los habían detenido y apuntado con pistolas para que les entregaran la cartera.

Dijo que cada empresario que conoce, dominicano o estadounidense, siempre menciona la corrupción como el problema más grave del país, y advirtió que ese es un cáncer que retrasa el crecimiento, afecta negativamente el comercio, e impide la aplicación justa de la Ley.

“Como promotor del comercio bilateral, muchas veces escucho el temor auténtico de inversionistas en el sentido de que recibirán un trato injusto, que se les exigirá pagar sobornos, o que serían marginados injustamente del mercado. Los líderes empresariales en este salón saben que esta percepción sigue socavando la competitividad de República Dominicana”, comentó, al tiempo que advirtió que seguirá hablando del tema, porque de lo contrario, muchos regresarían a Estados Unidos. A los políticos les recordó, a propósito de las elecciones, que no hay dinero limpio proveniente de personas sucias.

El embajador estadounidense también cuestionó los niveles de desigualdad y discriminación que existen en el país contra las mujeres, los pobres, los enfermos de VIH/SIDA y contra la comunidad de LGBT, y pidió mayor compromiso para con los jóvenes, para que tengan mayores oportunidades.

Reconocimiento
Durante del almuerzo, el vicepresidente de la AMCHAMDR, William Malamud, reconoció a empresas por sus “Mejores Prácticas de Responsabilidad Social Empresarial”, que este año fueron AES Dominicana, en la categoría Calidad de Vida; The Coca Cola Company/ Bepensa, en Medio Ambiente; Grupo Punta Cana, en Educación; y Barrick Pueblo Viejo, en la categoría Empresa.

FUENTE