El número de casos de VIH confirmados ha aumentado a 142 en una zona rural del sureste de Indiana

El número de casos de VIH confirmados, presuntamente derivados del abuso de medicamentos recetados, ha aumentado a 142 en una zona rural del sureste de Indiana, y, según funcionarios de salud, ésta cifra solo aumentará.

La cifra, confirmada y difundida por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), revela indicios de abuso de drogas recetadas por parte de la comunidad del condado de Scott, y el propago del VIH que ha generado dicho abuso por medio de inyecciones y jeringas compartidas.

El brote de VIH, el más grande en la historia del estado, se centra en el condado que apenas sobrepasa los 4,000 habitantes cerca de la frontera de Kentucky y ahora incluye al menos cinco casos en el vecino condado de Jackson, aseguraron los funcionarios del Departamento Estatal de Salud Pública.Hace dos semanas, 106 casos se habían confirmado. Por lo regular, el condado de Scott tiene menos de cinco nuevos casos de VIH en un año.Según Joan Duwve, jefe consultor médico del Departamento, compartir jeringas usadas entre familiares es una práctica que los residentes han realizado por al menos una década. Esto se ha dado por la escasez de recursos medicinales, —una escasez que notoria en condados rurales de la región— por lo cual, se han visto obligados a reciclar las jeringas para futuros usos, según el reporte de Time.

ndiana prohíbe los programas de intercambio de jeringas, pero el gobernador de Indiana Mike Pence, republicano que se opone a este tipo de programas, lanzó uno en el condado de Scott a principios de abril para contener el brote. Programas de intercambio de jeringas proporcionan a los usuarios de drogas con agujas estériles para tratar de detener la propagación de infecciones a través del uso compartido de agujas contaminadas, indicóReuters.El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), puede causar el SIDA, o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Más de 1,2 millones de personas en Estados Unidos viven con el VIH, según los CDC.

FUENTE