Condenan-a-hombre-por-muete-de-mujer-taxista-raccoon-knows

Un niño egipcio de tres años de edad fue condenado a cadena perpetua por un delito que presuntamente cometió cuando tenía 16 meses.

En lo que parece ser un extraño caso de identidad equivocada, un tribunal militar encontró la semana pasada a Ahmed Mansour Qorany Sharara –y a otras 115 personas- culpable de matar a tres personas y sabotear la propiedad pública y privada.

Los delitos presuntamente tuvieron lugar durante una protesta en enero de 2014 de partidarios del depuesto presidente Mohamed Morsy y los consiguientes enfrentamientos en la provincia meridional de Fayyoum, según una declaración del ejército egipcio.

Ahmed tenía 16 meses de edad cuando la manifestación se llevó a cabo.

Cuando la policía llegó para detener a Ahmed a principios de 2014 se dio cuenta de que era un niño pequeño, y se llevaron a su padre -Mansour Qorany Sharara- en su lugar.

Sharara estuvo detenido durante cuatro meses antes de que un juez lo dejara en libertad.

Los abogados de los otros acusados ​​en el caso presentaron la partida de nacimiento de Ahmed al tribunal con la esperanza de desacreditar las investigaciones que condujeron a la detención de sus clientes.

“Queríamos decirle al juez que estas investigaciones son inválidas y nuestra prueba es la inclusión entre los acusados del niño y de un hombre que se encontraba fuera del país cuando el incidente en cuestión se llevó a cabo”, dijo a CNN el abogado Mahmoud Abu Kaf.

El veredicto

El veredicto de culpabilidad salió el 16 de febrero causando un alboroto.

“¿Cómo puede la gente confiar en la justicia viendo esto?”, dijo el presentador de televisión Wael El-Ebrashy mientras entrevistaba a Sharara el sábado.

El hombre dijo que le preocupaba que encarcelaran a su hijo.

Los funcionarios ofrecieron diferentes explicaciones.

Un funcionario del ministro del Interior llamó al programa para decir que se trataba de un caso de identidad equivocada.

El funcionario, el general Abu Bakr Abdel-Karim, prometió que ni Ahmed ni su padre serían encarcelados.

Sin embargo, durante la entrevista, la madre de Ahmed, Hemat Mostafa, llamó por teléfono para decir que la policía acababa de salir de su casa después de preguntar por Ahmed y su padre.

El ejército emitió un comunicado al día siguiente diciendo que la persona buscada en el caso era un joven de 16 años de edad con el mismo nombre que Ahmed, y que había huido de las autoridades.

“Si bien es cierto que se trataba de un error de identidad, ¿por qué vinieron a arrestar al niño?”, dijo el abogado Abu Kaf.

FUENTE