Kim Kardashian fue vista nuevamente con un atuendo desacertado en una de sus salidas del fin de semana. Al parecer la celebridad prefiere la moda antes que la comodidad.

Kim Kardashian decidió usar una corta falda de cuero negra que no dejó nada a la imaginación y un top en tono piel que le apretaba el busto.

Pese a que su marido Kanye le escoge el outfit, los críticos de la moda han coincidido en que no ha sido acertado en sus últimas elecciones.

Fuente