gusanos

EL PEÑÓN. El horario de la tanda extendida fue interrumpido en la escuela básica Marina Sepúlveda, de este municipio, de Barahona, ante la negativa de los estudiantes de comer los alimentos del almuerzo escolar, después de observar una cantidad de gusanos en el borde del envase que contenía la carne. La comida la suple el hotel-restaurante María Montes, de esta provincia, propiedad de los esposos Máximo Matos y Gladys de Matos.

Desde el pasado lunes las clases se imparten hasta las 12:00 del mediodía para que los alumnos almuercen en sus casas, por disposición de la dirección del centro y del distrito escolar 0103. La escuela funciona dentro del tanda Jornada extendida, por lo que el horario normal termina a las 4:00 pm.

La situación de los gusanos ha desencadenado también hechos violentos, como fue pincharle los cuatro neumáticos al vehículo que lleva los alimentos al plantel, de lo que se acusa a estudiantes y vecinos del lugar. El caso está bajo investigación de la justicia.

El director del distrito escolar, Carlos Féliz Guevara, envió un reporte con todas las informaciones de lo acontecido al director del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie), René Jáquez Gil, y le sugieren volverlos a incluir la escuela al Programa de Alimento Escolar (PAE Fronterizo), al que pertenecían antes de pasar a la Jornada Extendida.

Jáquez Gil dispuso una investigación, porque en aspectos de denuncias de insectos y alimañas siempre son cuidadosos y para determinar si se trató de alguna travesura de niños o de deficiencias del suplidor o de la escuela.

Mientras tanto, varios padres están dispuestos hasta a no enviar sus hijos a ese plantel si continúan con esos suplidores.

José Alberto Peña, tiene cuatro hijos en el centro educativo y demanda una solución rápida al problema.

La directora de la escuela, Ismara Segura Méndez, y el subdirector, Bienvenido Méndez, informaron que estaban fuera del plantel cuando llevaron la comida de ese día, igual, temen hablar del tema, para evitar conflictos con sus superiores. Profesores y comunitarios alegan que las autoridades educativas tienen supuestos nexos políticos.

Los quieren imponer
En la escuela Marina Sepúlveda se imparte los grados de pre primario hasta octavo de básica y fue ampliada con la construcción de un comedor y una cocina, que junto a todo el recinto los pabellones de aula, salón multiuso, cancha de baloncesto, baños y jardín lucen limpios e higiénicos.

El Inabie aprueba los contratos con los suplidores y en los distritos educativos se enteran de quienes son cuando asisten a firmarlos.

FUENTE