Desde ya hace tiempo la industria cinematográfica siempre ha evolucionado gracias a una estrecha alianza con la tecnología. El cine mudo dio paso al cine con audio y los fotogramas en blanco y posteriormente pasaron a color.

salas de cine 4D

Ya debemos de olvidarnos del simple cine 3D. Ya que hoy es posible asistir a salas de cine 4D que transmiten movimientos, olores, corrientes de aire y hasta salpican agua acorde con las escenas de la película. Esta tecnología, ya esta en latinoamerica desde hace uno años y busca ofrecer una forma bastante diferente de que los adictos al cine literalmente se metan en la película.

Para que toda esta maravilla sea posible, existe un proceso que le permitirá al usuario disfrutar sus películas de una nueva manera emocionante y divertida.

Primero que nada, se escogen las producciones que van a proyectar en 4D durante el año y son enviadas a Mediamation (la cual es la casa matriz del 4D, con sede en Estados Unidos), donde técnicos y expertos analizan escena por escena para ser sincronizadas con los efectos especiales del largometraje con los efectos en vivo de las salas 4D.

salas de cine 4D

Una vez que la casa matriz termina el proceso, esta envía una memoria USB con los resultados finales. La memoria es conectada a los proyectores y la magia comienza.

Así operan las salas de cine 4D

Para que la tecnología cautive completamente al publico, existe un avanzado sistema que está dividido en varias cabinas en la sala, las cuales controlan los efecto del agua, el viento, los relámpagos y los movimientos.

Todas estas cabinas se encuentran interconectadas en red con las sillas y con la sala, para información de cómo se deben mover y de qué efectos especiales implementar. Las sillas girando y moviéndose en una perfecta coordinación se asemejan a una “coreografía”.

salas de cine 4D

Las salas 4D operan sobre plataformas hidráulica que ofrecen efectos más fuertes y grados de movimiento más precisos. Los brazos de cada asiento tienen unos orificios por donde salen el agua, las ráfagas de viento y también los aromas.

En resumen, las sales 4D son una experiencia completamente diferente y que seguramente disfrutarán hasta los más pequeños de la casa. A pesar de lo genial que pueden resultar los efectos, existe la posibilidad de que algunas personas no se lleguen a conectar 100% con la película.

FUENTE