image

 

Desde hace muchas décadas se vienen practicando diferentes trucos y técnicas que tienen como fin mejorar los resultados a la hora de perder peso y moldear la figura. Cremas adelgazantes, procedimientos quirúrgicos, jugos, geles, inyecciones quemagrasas o masajes, entre otros, son solo una mínima parte de los métodos que tienen como fin ayudar a eliminar esos rollitos de grasa que impiden tener la figura deseada. Además de los ya mencionados, hay un método muy popular que puede incrementar la capacidad de quemar calorías y grasa: consiste en envolver el cuerpo con plástico para incrementar la temperatura corporal a la hora de hacer ejercicio, y de este modo mejorar los resultados.

Esta práctica es muy utilizada en los centros de estética y muchas mujeres lo hacen en casa para aprovechar todos sus beneficios. Al cubrir las áreas del cuerpo con plástico se incrementa la circulación sanguínea, la función de las glándulas sudoríparas y, por si fuera poco, aumenta la capacidad para eliminar toxinas y todas esas sustancias nocivas que le hacen daño al organismo.

La forma de utilizar el plástico con este fin puede variar, ya que hay algunos trucos para mejorar aún más los resultados. En esta ocasión vamos a compartir dos métodos muy efectivos que promueven la pérdida de peso, la desintoxicación y la reducción de la celulitis.

Envolver con miel

Este método consiste en preparar una crema reductora casera para mejorar los resultados a la hora de envolver el cuerpo con plástico.

Vas a necesitar

½ taza de miel.
1 yema de huevo.
Unas gotas de un aceite esencial de cítricos.

¿Qué debes hacer?

Vierte la miel en un cazo y caliéntala al baño María. Cuando esté caliente, agrega los demás ingredientes y revuelve hasta que quede bien incorporado.
Con una brocha o pincel, aplícate la mezcla en áreas como los brazos, los muslos o el abdomen, y luego, envuélvelas con papel film o plástico de cocina.
Cubre las áreas con un abrigo o mana caliente y acuéstate durante una hora. Pasado este tiempo, retira el plástico y finalmente lava los restos de la mezcla.

Envolver con arcilla

Envolver con arcilla es uno de los métodos más eficientes para combatir la celulitis y eliminar la grasa. Se recomienda utilizar arcilla azul, puesto que esta contiene un gran número de microelementos que tienen un efecto positivo sobre la piel.

Vas a necesitar:

Arcilla azul.
Agua caliente.

¿Qué debes hacer?

Vierte el agua caliente en una cantidad menor de arcilla azul y mezcla hasta obtener una textura cremosa.
Aplica en las zonas del cuerpo deseadas, envuelve con plástico, cubre con ropa de abrigo y déjalo actuar durante una hora. Para mejores resultados, se recomienda hacer algunos ejercicios físicos mientras pasa la hora.
Pon en práctica este procedimiento, por lo menos, dos veces a la semana para notar los resultados en muy poco tiempo. El resultado es una figura más esbelta y la reducción de celulitis y estrías.

Beneficios de estos métodos

Envolver el cuerpo con plástico dos o tres veces a la semana, en especial a la hora de ejercitarse, aumenta tu capacidad para perder peso y puede eliminar hasta dos libras (casi un kilo) por semana, siempre y cuando se apoye de una alimentación saludable.
El film plástico es muy fácil de adquirir en el mercado y muy económico.
Tiene la versatilidad para envolver diferentes áreas del cuerpo.
La lámina incrementa la sudoración, lo que indica que se queman más calorías.
Mejora la salud de la piel, combate la celulitis y hasta puede reducir las estrías.

Consejos y advertencias

Es muy importante poner en práctica estos métodos teniendo en cuenta algunas recomendaciones para evitar efectos secundarios. La piel puede presentar reacciones alérgicas o infecciones, debido a que el plástico no permite que respire del todo y la acumulación de toxinas puede derivar en este problema.

Para evitar esta clase de inconvenientes vale la pena tener en cuenta los siguientes consejos:

El plástico no se debe ajustar demasiado al cuerpo para evitar las alergias.
Solo se debe utilizar máximo una hora.
Al finalizar los ejercicios se debe retirar inmediatamente.
Antes de enjugarte o meterte a la ducha, espera unos minutos para que la temperatura del cuerpo descienda suavemente.
El agua de la ducha debe pasar de caliente a templada.
Para finalizar este tratamiento, seca muy bien tu piel y aplícate crema hidratante.

Fuente