Parece que las polémicas persiguen al presidente Donald Trump, como le ocurrió este jueves en la Casa Blanca, a donde invitó a un grupo de trabajadores del acero como parte de su anuncio al nuevo arancel.

Scott Sarge, presidente del Sindicato Local 227, uno de los invitados, terminó su participación, saludó al presidente, quien le dijo: “Tu padre está viendo desde el cielo. Él está muy orgulloso”.

El trabajador se sorprendió por el comentario y respondió: “Él sigue vivo”.

El momento desató risas y el presidente Trump no tuvo más que responder relajadamente a Scott, le dio una palmada en la espalda y le dijo cubriéndose la boca: “Entonces está más orgulloso”.

Por supuesto, en redes sociales el video se volvió viral y los mensajes contra el mandatario no se hicieron espera, incluidos algunos memes, pero otros lo defendieron al considerar que la actitud del trabajador pudo enviar el mensaje de que su padre había muerto.

Fuente

Loading...