Los funcionarios de la ciudad provincial de Oremburgo, cerca de la frontera de Kazajstán, están llevando a cabo dos investigaciones penales contra una escuela de danza bajo las acusaciones de negligencia y “actos perversos” por un vídeo difundido por varios medios de comunicación rusos, que ya se ha hecho viral en YouTube.

La polémica grabación recoge una actuación de baile de unas niñas en la que muchas voces del país han visto a una juventud pervertida por las tentaciones sexuales procedentes de Occidente. La cita empieza con una persona vestida como Vinni-Pukh -la adaptación soviética del entrañable osito Winnie-the- Pooh- en busca de miel. De pronto, la música de los dibujos animados clásicos da paso a una música de baile y a la aparición de niñas vestidas de abejas que se unen en un baile frenético para el oso haciendo twerking -el movimiento de trasero que tan famosa hizo a la cantante Miley Cyrus-.

Funcionarios del Comité de Investigación de Rusia informaron a la agencia de noticias Interfax el martes de que estaban investigando, además de al estudio de danza, el lugar de la grabación y una serie de funcionarios públicos no identificados que estarían implicados en la cinta.

Además, la oficina del gobernador celebró una reunión de gabinete con el director del estudio de danza y los padres de las niñas que actúan en el vídeo, informó el canal de televisión sensacionalista LifeNews. Los funcionarios locales dicen que tienen la intención de investigar cada estudio de danza infantil privada única en la ciudad como resultas por este baile que fue adjetivado por Pavel Astakhov, defensor de los derechos de los niños de Rusia, como “vulgar” y “ofensivo”.

El vídeo recibió cientos de comentarios contrarios en la red, aunque algunos no estaban molestos por el denigrante baile sino que se mostraban contrariados por los uniformes naranjas y negros a rayas de las niñas que se asemejan a los colores ubicuos de la cinta de San Jorge, símbolo de la victoria de Rusia en la Segunda Guerra Mundial.

FUENTEc