Esposa-de-regidor-bayaguana-piensa-suicidarse-Raysa-julieta acosta-raccoon-knows

La esposa de un regidor (concejal) asesinado amenazó con quitarse la vida, a través de un video colgado en las redes sociales, si en un plazo de 21 días los tribunales no fijan la fecha del juicio contra el alcalde del municipio Bayaguana (Nordeste) acusado de financiar el crimen del funcionario.

“Señor Presidente, si en 15 días, máximo 21, a mi no se me fija la fecha del juicio final de este proceso, este Gobierno será el único responsable de que yo y mis hijos dejemos este mundo, porque nos han matado en vida, a partir de que se han olvidado de nosotros, nos hacen el más alto dolor de soltar a Nelson Osvaldo Sosa”, aseguró  Raysa Julieta Acosta, esposa del concejal Renato de Jesús Castillo Hernández, asesinado en junio del año pasado.

Las autoridades acusan al alcalde Nelson Osvaldo Sosa Marte (Opi), del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de ser el autor intelectual del crimen, por el que también imputan a Michael Peña Bueno, José Marcial Cuello Soto (Prieto), Yorkis Severino Alberto (Cocky), Dauris de la Cruz, Rafael Eladio Antonio Olivo Javier y Freddy Alberto de la Cruz.

“No es una amenaza, pero sí una advertencia porque el dolor que yo llevo y el dolor que llevan mis hijos  no hay dinero, psicólogo, no hay nada que me pueda detener, nada que me  pueda controlar”, planteó Raysa Julieta Acosta en el vídeo colgado en YouTube.

La semana pasada, Acosta  realizó una vigilia frente a la sede de la Suprema Corte de Justicia acompañada de los tres hijos que concibió con su esposo Castillo Hernández. Con su protesta, la mujer rechazó el fallo que otorga la libertad bajo fianza al suspendido alcalde Sosa Marte.

Acosta calificó como “una vergüenza” el dictamen  del juez Darío Gómez, de la Corte de Apelación de la Provincia Santo Domingo,  en favor del imputado.

El juez Gómez cambió la medida contra el alcalde, quien guardaba prisión preventiva, por el pago de una fianza de dos millones de pesos (44,444 dólares).

Castillo Hernández, de 42 años, era un deportista y abogado que se desempeñaba como concejal.Dos sicarios que se desplazaban en una motocicleta lo mataron en el momento en que abría su vehículo frente al colmado (bodega) “La Esquina de Tony”, de Bayaguna, municipio de la provincia Monte Plata.

Según la Policía Nacional, los imputados Olivo Javier y De la Cruz, dos empleados de la alcaldía de Bayaguana, señalan al alcalde Sosa como la persona que les pagó a ambos 400 mil pesos (9,309 dólares) para que cometieran el crimen.

FUENTE