El estado de Vermont te ofrece $10,000 para que te mudes y trabajes desde casa

 

¿Alguna vez pensaste que la belleza bucólica del montañoso estado de Vermont podría ser adecuada para ti? Bueno, gracias a los funcionarios del estado, oficialmente tienes 10,000 razones más para hacer el cambio.

El gobernador de Vermont, Phil Scott, firmó esta semana una ley que liberará una gran cantidad de dinero para personas residentes fuera del estado que deseen mudarse a Vermont y trabajar de forma remota.

Los fondos, un máximo de $ 5,000 por año o un total de $ 10,000 en dos años, se pueden usar para pagar los costos de mudanza y otros gastos, como Internet de banda ancha o la membresía en un espacio de trabajo conjunto.

El nuevo programa es un esfuerzo para abordar el problema del envejecimiento y la reducción de la fuerza de trabajo de Vermont, atrayendo a personas de fuera del estado para reforzar su población.

¿Soy elegible?

La ley que ofrece las subvenciones para relocalizarse en Vermont define a un trabajador calificado como una persona que trabaja principalmente desde una oficina central en Vermont o un espacio de trabajo conjunto (co-working en inglés) y está empleado a tiempo completo por un negocio que tiene su sede fuera del estado.

Solo los trabajadores que se conviertan en residentes de Vermont a tiempo completo después del 1 de enero de 2019 serán elegibles. (El legislador que patrocinó el proyecto de ley, la Senadora Ginny Lyons, D-Chittenden, espera que el incentivo ayude a los estudiantes universitarios a permanecer en Vermont después de la graduación). Los residentes actuales no califican para este programa de subvenciones.

“Creemos que Vermont está bien posicionado para capitalizar el aumento en la disponibilidad de trabajo remoto”, le dijo a Burlington Free Press Michael Schirling, secretario de la Agencia de Comercio y Desarrollo Comunitario de Vermont.

En total, $125,000 dólares en subvenciones están disponibles para 2019, $250,000 para 2020 y $125,000 para 2021. Las subvenciones para trabajadores remotos por orden de llegada solo están disponibles para los nuevos residentes que se reubiquen a partir del 1 de enero de 2019.

No es un mal negocio para aquellos que disfrutan del esquí, pilas de panqueques con sirope y los quesos de fabricación local, sin mencionar algunas de las mejores franelas que el mundo haya conocido.

El dinero estará disponible por orden de llegada. La Agencia de Comercio y Desarrollo Comunitario del estado aclarará aún más la elegibilidad para el programa en los próximos meses.

¿Qué gastos estarán cubiertos?

Los trabajadores remotos que se muden a Vermont podrán recibir un reembolso por gastos de mudanza, cuotas de membresía para un espacio de trabajo conjunto y los costos de software y hardware, y acceso a banda ancha.

Las subvenciones tendrán un tope de $ 5,000 por persona por año, o $ 10,000 por persona en total, aunque la Agencia de Comercio y Desarrollo Comunitario deberá establecer los límites formalmente al diseñar el programa.

El estado de Vermont

Vermont es uno de los cincuenta estados que, junto con el distrito federal de Washington D. C., forman los Estados Unidos de América.

Su capital es Montpelier y su ciudad más poblada, Burlington. Está ubicado en la región noreste del país, división Nueva Inglaterra, limitando al norte con Canadá, al este con el río Connecticut que lo separa de New Hampshire, al sur con Massachusetts y al oeste con el estado de Nueva York.

El estado nororiental de Estados Unidos tiene una población de 625,000 personas )el segundo estado con menos población del país),  tiene hermosos paisajes, excelentes pistas de esquí y una base impositiva que se reduce rápidamente.

Vermont está envejeciendo más rápido que el resto de la población de EEUU, una crisis económica que ha provocado algunas soluciones creativas por parte de funcionarios estatales.

Además del plan de trabajadores remotos, Vermont también lanzó un programa llamado “Stay to Stay Weekends” destinado a convencer a los 13 millones de turistas anuales del estado para que se reubiquen allí. Los visitantes que planifican sus viajes durante uno de los cuatro fines de semana designados de abril a octubre pueden establecer contactos con empleadores, empresarios y agentes inmobiliarios.

Fuente