image
La Administración Federal de Aviación que administra vuelos de prueba en el espacio aéreo, aprobó recientemente un coche volador que tiene como nombre Terrafugia TF-X, según Tech Insider.

La empresa Terrafugia, creó este prototipo junto a varios ingenieros aeroespaciales del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Este proyecto innovador se encuentra en la fase de desarrollo y se piensa lanzar al comercio dentro de ocho y 12 años.

Este modelo tiene capacidad para cuatro pasajeros e incluye dos motores eléctricos híbridos de 600 caballos de vapor y otro de combustible, de 300 caballos de vapor. Con estos beneficios, la nave podría tener una autonomía de vuelo de 805 kilómetros y alcanzar una velocidad máxima de 322 kilómetros por hora sin necesidad de repostar ni recargar.

El Terrafugia TF-X es capaz de despegar y aterrizar verticalmente. Posee alas retráctiles y hélices de empuje. Además, sus pequeñas dimensiones facilitarán su ingreso en un garaje estándar.

Según aseguran sus creadores, “el TF-X tendrá un precio tan bajo como sea posible”, aunque no establecerán el precio final “hasta que estén mucho más cerca de la fecha de entrega”.

Fuente