Estados Unidos lanzó un ataque militar contra blancos del gobierno sirio en represalia por su ataque con armas químicas contra civiles esta semana, anunció el gobierno de EE.UU. este jueves.

Bajo las órdenes del presidente Trump, buques de guerra de EE.UU. lanzaron 50 misiles de crucero Tomahawk.

El ataque fue contra la base aérea de Shayrat, que podría haber sido de donde salieron los aviones sirios que arrojaron las bombas químicas, dijo un funcionario de Defensa de EE.UU. Atacaron una pista aérea, aviones y puntos de combustibles.

Los misiles fueron lanzados desde el mar Mediterráneo.

El impacto fue a las 8:45 ET, dijo un funcionario.

Los ataques han terminado “hasta que se tome otra decisión”, dijo la fuente.

Una respuesta militar sopesada tras el ataque químico

El presidente Donald Trump dijo antes el jueves que “algo debería suceder” con respecto al líder sirio Bashar al Assad tras el ataque químico de esta semana, que según funcionarios estadounidenses fue responsabilidad del presidente Assad.

“Creo que lo que hizo Assad fue terrible, creo que lo que sucedió en Siria es uno de los crímenes verdaderamente atroces, no debería haber ocurrido”, dijo Trump a periodistas a bordo del avión presidencial Air Force One. “Creo que lo que pasó en Siria es una vergüenza para la humanidad; él está allí (en el poder), y creo que está ordenando las cosas, así que algo debería suceder”.

Antes el mismo jueves, Trump dijo a algunos miembros del Congreso que estaba considerando la posibilidad de una acción militar en Siria en represalia por el ataque químico de esta semana, y reconoce la gravedad de la situación, dijo una fuente a CNN.

El miércoles Trump llamó el ataque químico que mató a más de 70 personas en Siria como un acto “hediondo” que había cambiado sus opiniones sobre el presidente sirio Bashar al Assad.